Tal Cual

EL FUNCIONARIO. Ayer, con el grupo que se trasladó al Ministerio de Economía para iniciar el proceso de transición, llegó el economista David Saied, a quien ya una vez el Conep le pidió bajarse del escenario cuando intentó reemplazar a Nito Cortizo en un debate presidencial. Durante una parte de este quinquenio, Saied estuvo en la Contraloría. Cómo se nota que a algunos les cuesta mucho dejar el protagonismo.

PÓKER. Durante el mismo evento, también estuvo Jorge González, quien primero fue viceministro de Vivienda, luego secretario de Metas y ahora ministro de la Presidencia y encargado del proceso de transición por parte del gobierno actual. Ah, y además podría quedarse en la ACP si la Corte se lo permite. Hay que ver que algunos sí saben como barajar sus cartas.

FARÁNDULA. Y hablando del ministro multifacético, se supo que pronto contraerá matrimonio con su novia, quien está vinculada con la principal contratista de la CSS durante esta administración. ¿Coincidencia?

ORDEN EN LA SALA. Durante la audiencia del caso de los pinchazos de ayer, el juez de juicio tuvo que llamar varias veces la atención a las partes, debido a las constantes discusiones entre ellos. Para lograr que lo escucharan, hasta tuvo que golpear la mesa con el mallete para bajar los ánimos. ¡Caso cerrado!

PAN Y CIRCO. Ayer se hizo el primer llamado en el pleno de la Asamblea Nacional para dar inicio al periodo de sesiones extraordinarias convocadas por el Ejecutivo. El resultado fue previsible: 27 diputados, la mayoría suplentes; lectura de correspondencia y colorín colorado, esta historia se ha acabado. Y, al Ejecutivo parece que se le olvidó para qué se había convocado a estas sesiones.

YY. La diputada presidenta de ese órgano del Estado no perdió la oportunidad para decir –con el tono que le caracteriza– que como el Ejecutivo no había presentado el proyecto de ley para revisar el tema de los bonos a los jubilados y pensionados, la sesión se levantaba. Cuidado, diputada, la soberbia nunca es buena consejera.

DESCUIDO. El acceso oeste al puente Centenario tiene una clase de huecos que da terror caer en uno de ellos. Un poco más anchos, y seguro que habrá que unir otra vez la carretera con el puente. ¿Y los programas de mantenimiento? Puro cuento.

EL COLMO. Anoche, el tren chocó contra un camión que estaba detenido –en pleno tranque– sobre las vías ferroviarias a la altura de las esclusas de Pedro Miguel. Con tan poca cultura vial, cuesta imaginarse cómo serán las cosas con un tren hasta Chiriquí.

Edición Impresa