Tal Cual

PASADO 1. La bancada perredista ha cerrado filas contra el proyecto de ley sobre el contrato con Minera Panamá, obviando que su copartidario y presidente electo, Laurentino Cortizo, votó a favor de esta iniciativa en 1997, cuando era legislador del circuito 3-2 por el partido Solidaridad. Entonces, como ahora, el proyecto fue aprobado en sesiones extraordinarias. Cortizo estaba tan implicado, que posteriormente apadrinó la firma de un “pacto ético para el desarrollo y el respeto de la región”, junto al entonces presidente Ernesto Pérez Balladares y de Juan F. Pardini, en representación de la minera. Cómo cambian los tiempos…

PASADO 2. Más de lo ocurrido en 1997. A diferencia de ahora, entonces el contrato ley se aprobó con el voto unánime de toda la bancada del PRD, a la que pertenecía el legislador Gerardo González, padre de Pedro Miguel González. El PRD haría bien en consultar más a menudo las hemerotecas.

PASADO 3. A propósito de la minera, el vicepresidente electo José Gabriel Carrizo laboró como abogado de Petaquilla, pero se marchó de ahí sin que le pagaran sus prestaciones laborales. Para poner un reclamo, haría bien en asesorarse con Saúl.

MATERIA PRIMA. La cultura del reciclaje en Suecia ha alcanzado tal nivel que ya se quedaron sin basura. Gran oportunidad para el directorio panameñista.

BATAZO. El contralor Federico Humbert y funcionarios de la Contraloría, impartieron un seminario de inducción en materia de transparencia y descentralización a las nuevas autoridades electas de la provincia de Bocas del Toro. Fue notoria en este seminario la ausencia del reelecto diputado Benicio Robinson. Seguramente -con o sin seminario- habría reprobado la materia. Así que al menos no perdieron su tiempo con él.

RAREZA. El presidente de la Corte Suprema de Justicia , Hernán de León, alias “me grabaron”, andaba por Penonomé en reuniones con jueces y magistrados superiores, mientras que el vicepresidente, Luis Ramón Fábrega, estaba en Herrera, visitando un juzgado y reuniéndose con un alcalde. ¿La cúpula del Olimpo en el interior? Como diría el profe Cabrera, “piensa mal y acertarás”.

Edición Impresa