Tal Cual

¡SORPRESA! Cuando todos creíamos que la Asamblea Nacional era la única que nos metía madrugonazos, ¡zaz!… ahora viene y copia el mal ejemplo el Órgano Judicial, liberando al hoy exreo Ricardo Martinelli. Los miembros del tribunal pudieron haber citado a las partes en la mañana o en la tarde, si querían dormir con tranquilidad, pero el apuro no los dejó. ¿Puede haber hora más inoportuna para estos asuntos que las 4:40 de la madrugada?

AMOR PERRUNO. Finalmente, Ricardo Martinelli logró ser excarcelado. En las casi 12 horas de deliberación por parte del tribunal de juicio, tuvo oportunidad de cenar, hacer siesta, conversar con sus abogados, cantar Las Mañanitas a una simpatizante que estaba de cumpleaños, y volver a dormir. Cuando al fin se marchó, fue directo a su casona de El Golf, que tenía, por lo menos, cuatro años y medio de no visitar. Tiene esposa, madre, hijos, nietos… y al único que acarició al llegar a su mansión, fue al perro. Apostamos a que nunca se lo pusieron al teléfono cuando llamaba de El Renacer.

FALTA. Balbina Herrera casi se atraganta con la empanada cuando se enteró de que el tribunal del juicio de los pinchazos se disponía a excarcelar a Martinelli sin escuchar el testimonio de las 49 víctimas acreditadas en la vista fiscal. Herrera estaba en ese momento con Mitchell Doens en la cafetería del Primer Distrito Judicial, cuando les fueron a informar del disparate. Herrera ya dijo que si Martinelli admite la comisión de los delitos y pide disculpas a las víctimas, retira su reclamo de $30 millones de indemnización. Jaque al rey.

HOMBRE AL AGUA. En La Exitosa, el todavía secretario general de la Asamblea, Franz Wever, exteriorizó su malestar porque –según él– el presidente del COP, Camilo Amado, está haciendo recomendaciones a Nito Cortizo sobre a quién poner al frente de Pandeportes. Lástima que no usara esos valiosos minutos en la radioemisora para dar las explicaciones sobre los fondos que Pandeportes entregó a la Federación de Natación, que él preside. Si dieran una medalla por estorbar, seguro se la llevaría.

TIRO A SU PROPIO PIE. Benicio Robinson, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional, realizó una visita de fiscalización al proyecto de ampliación del Aeropuerto de Tocumen. Robinson se mostró preocupado por el tiempo que ha tomado construir la obra y la forma en que se usan los fondos que destina el Estado a la Organización de Aviación Civil Internacional. O sea, el que debe rendir cuentas sobre el dinero que recibió la Fedebeis –que él preside– exigiéndole cuentas a otros. Si quiere transparencia, que empiece por serlo, o los otros copiarán su mal ejemplo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL