Tal Cual

SINVERGÜENZURA. Dice Zulay Rodríguez en su cuenta de Twitter que está “sorprendida por la clase de porquerías que me he encontrado en los #VarelaLeaks. Kenia Isolda Porcell debe poner su cargo a disposición de inmediato, esta señora no tiene ni la más mínima moral para ejercer el cargo de Procuradora de la Nación”. Si aplicamos esta lógica, tanto ella como varios de sus colegas también deberían renunciar. A ver si le echan un vistazo a los leaks con Popi. Qué fácil que se les hace a algunos tirar piedras cuando tienen techo de vidrio.

¿APOLOGÍA DEL DELITO?. Algunos, sin querer queriendo, van quedando en evidencia. Ayer, el jefe de la diputada, dijo en su cuenta de Twitter lo siguiente “Y que me dices si alguien sabe tu iCloud? Yo baje toda la data y fotos de mi celular de USA aquí de esa manera. En la “nube” todo queda”. Como bien dicen por ahí: a confesión de parte ... relevo de prueba.

PREGUNTA AL AIRE. Y, hablando de iClouds y demás hierbas aromáticas, ¿sabrá este señor cómo fue que desapareció todo el contenido sensitivo y personal de la nube de un periodista de este medio? Seguramente pronto lo sabremos.

‘AMIGO FIEL’. Aquí, todos creíamos que Luis Eduardo Camacho no quería saber nada de los Varela ni de los Panameñistas. Pero resulta que –según los mensajes filtrados por Varelaleaks–, el señor mantenía constante comunicación con Popi Varela, a fin de que se le permitieran algunas concesiones a Ricardo Martinelli mientras estuvo detenido en El Renacer. Entre otras cosas, Camacho pidió visitar a Martinelli con más frecuencia (y no solo los domingos) y que se intercediera para que pudiera ingresar al penal una tal Indira, supuesta “abogada” de Miami. Ambos requerimientos fueron atendidos a través de la Dirección de Sistema Penitenciario. Qué habrá ofrecido Camacho a cambio de esto… Yanibel Ábrego también gestionó un permiso especial para ver a Martinelli, que aparentemente no fue autorizado, porque –en esas mismas fechas– el entonces reo, en una de sus rabietas, le pegó a un custodio. Si lo hubiesen mandado a la Mega Joya, hasta ahí llegaban las pataletas.

FAVORITA. Otra infidencia resultado de los Varelaleaks es el poco aprecio que Juan Carlos Varela parecía tener por las candidaturas de José Blandón y Mario Etchelecu, que entonces competían en las primarias panameñistas. Pareciera que Varela, en algún momento, quiso que esa candidatura fuera para Isabel de Saint Malo de Alvarado. Después de ver los resultados del 5 de mayo pasado, debe tener muy poco aprecio por esta señora para haber pensado siquiera exponerla a semejante escarnio público.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL