Tal Cual

EL CIRCO. Tal parece que el payaso más grande del circo se escapó. Este fin de semana el diputado Jairo Bolota Salazar protagonizó otro de sus escándalos. En esta ocasión contra las autoridades de policía de Colón. Para no perder la costumbre “rofió” a un oficial de la policía, porque según dijo habían suspendido una fiesta de la que participaba. Con diputados como este, bien podríamos cerrar la Asamblea Nacional y no pasaría nada.

MÁS DE BOLOTA. Según información oficial, el diputado se presentó en el cuartel de policía para defender al supuesto agresor de un policía. Amenazó con romperle la cabeza a las unidades policiales, invitándolos a quitarse el uniforme, al tiempo que él se despojaría de su investidura parlamentaria. ¡Qué tal! Para rematar acusó a los policías de ser racistas. Definitivamente, que cada ladrón juzga por su condición.

UNA MÁS. Resulta que Bolota argumentó que venía en representación del detenido. El policía de turno le preguntó que si era abogado y el diputado le respondió que sí. Entonces, como corresponde, procedió a pedirle su idoneidad. Su respuesta: “Nooo, estoy en cuarto año”. Entonces Bolota, en qué quedamos... Ser o no ser o, en todo caso, usurpación o no usurpación.

DJ LIVE. Quién salió al paso para hablar sobre los “VarelaLeak” fue el DJ Gian Varela, hijo del expresidente. En un Live en su cuenta de Instagram manifestó su disgusto por la filtración de información privada, al tiempo que amenazó con proceder legalmente. Lo cierto es que el músico ha hecho hasta lo imposible por distanciarse del gobierno y de los temas políticos, que hasta pidió que se investigara a quien se tuviera que invesigar, incluyendo a su propio papá. Amanecerá y veremos.

CAIGA QUIEN CAIGA. Según dijo el presidente Laurentino Cortizo, mañana martes la procuradora Kenia Porcell le hablará a la ciudadanía sobre los famosos “VarelaLeaks”. Ojalá muestre, entre otras cosas, los acuerdos que se hicieron con las empresas involucradas en el caso Blue Apple, porque si lo que dicen los leaks sobre ellas es cierto, habrían tenido tratamiento preferencial por su cercanía con el gobierno.

¡AY ZULAY!. Con el anuncio de los grupos profamilia de hacer una marcha para defender su ideología, la diputada Zulay Rodríguez se ha manifestado en sus redes para apoyar esta iniciativa. De hecho, hasta muestras de apoyo ha recibido de algunos pastores evangélicos. ¿Habrá entendido esta señora el concepto de separación de la Iglesia y el Estado? O, por el contrario, será simplemente conveniencia electorera.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL