PARTIDO PANAMEñISTA

Gloria Young reta a Blandón y Etchelecu: 'yo sí soy una mujer de palabra'

Gloria Young reta a Blandón y Etchelecu: 'yo sí soy una mujer de palabra'
La exembajadora Gloria Young aspira a la secretaría general del Partido Panameñista.

Politóloga, poeta, educadora, exdiputada, exembajadora, madre. Gloria Young (Panamá 1953) es una mujer de múltiples sombreros. Nunca está en reposo, siempre tiene un proyecto en la mira.

+info

José Luis 'Popi' Varela le contesta a Mireya Moscoso: 'es una declaración hipócrita'

Por estos días es candidata a la secretaría general del Partido Panameñista, cargo en el que mide fuerzas con el exministro Luis Ernesto Carles, que está en la facción del exalcalde capitalino José Blandón, y con Jorge Luis Herrera, actual alcalde de Aguadulce, quien pertenece al grupo político leal a los hermanos Varela.

En esta entrevista, habla del partido, le lanza pullas a Blandón, y al exministro Mario Etchelecu, dos de los que aspiran a presidir el colectivo.

"Incumplieron su palabra", asegura para recordar que habían dicho que no participarían en las internas. También cuestiona el trabajo de la actual directiva, y el poco apoyo que tiene la mujer en la política.

Las elecciones internas del Partido Panameñista se realizarán el próximo 24 de noviembre en Penonomé. Actualmente el partido está presidido por el exdiputado José Luis Popi Varela, hermano del expresidente Juan Carlos Varela (2014-2019). 

¿Por qué decidió correr por la Secretaría General?

Porque tengo la experiencia, capacidad y el tiempo para ello en estos momentos. Porque la secretaría general de mi partido ha sido opaca desde hace 10 años y necesita nuevos bríos. Porque sé que puedo levantar la autoestima colectiva de mi partido, después de la derrota electoral de las pasadas elecciones (...). 

¿Apoya a la nómina de Blandón o a la Etchelecu?

Ambos candidatos que mencionas dieron su palabra de no participar en estas elecciones. Como ves, incumplieron su palabra. Ambos candidatos han estado impulsando una nómina de nombres y cargos. Eso no está contemplado en los estatutos. La elección debe ser cargo por cargo. Si bien nada les impidió postularse, yo sí soy una mujer de palabra. Anuncié que iría por la secretaría general y apoyaría un directorio sin la participación de los actuales miembros. Eso es lo que hago, por lo tanto no pertenezco a ninguna nómina porque ello es contrario a nuestro estatuto. Estas elecciones son cargo por cargo. Trabajaré con el candidato que salga adelante y pido apoyo para nuevos aspirantes a la junta directiva y al directorio nacional. El próximo presidente del Partido Panameñista no puede controlar el partido con el presidencialismo que le ha caracterizado hasta ahora. Son nuevos tiempos, se exige una nueva mentalidad. Con una secretaria general como yo, el equilibrio estará garantizado y el trabajo por la reconstrucción del partido será una realidad.

¿Cuál considera que es el principal problema del Partido Panameñista en este momento?

Fundamentalmente la pérdida de la autoestima colectiva, la falta de formación en la doctrina panameñista por parte de una gran cantidad de adherentes y por ende, la desorganización de sus estructuras de base, que siempre fueron su soporte político. Todo esto, aunado al abandono de nuestra sede Jorge Pacífico Adames (mi tío abuelo político), hermano de mi tía abuela Valentina Adames, esposa de mi tío abuelo Henry (Enrique) Young Montagnac, quienes a su vez, fueron los padres del primo hermano de mi padre, el doctor Carlos Young Adames Montagnac.

¿Qué le critica a la directiva actual?

El abandono en que tuvieron a las bases del partido, a los convencionales y mandos medios en general. La inacción del partido en todo el período gubernamental, lo que demuestra que si tienes una directiva con una gran mayoría de legisladores, ministros, directores de entidades o en cargos importantes de decisión, priorizas esas labores gubernamentales por encima del partido. Por ello, no podemos repetir la historia y votar por diputados, alcaldes, representantes de corregimiento, en esta ocasión, como quieren los principales candidatos a presidente que están en la contienda actual. Tenemos la gran oportunidad de recomponer el partido con gente fresca, que no piense que va a calentar una silla en reuniones del directorio (...)

¿Cuál cree que es el principal reto de esta contienda? ¿Se necesita dinero para una campaña efectiva?

Lo más importante es neutralizar lo que han querido hacer los candidatos a la presidencia: no transformar la contienda en unas primarias. Es una contienda que por más que le queremos llamar "fiesta electoral", hay demasiada gente decepcionada, triste, frustrada. Así que no podemos obviar esta realidad. El reto es motivar y sanear el proceso. No caer en la vieja práctica de dar dinero a los convencionales a cambio del voto. Dinero disfrazado de: “una ayuda”, “me acaban de despedir, necesito llevar algo a la casa”, “¿y de cuánto estamos hablando?”

Es un reto de lo más difícil pero hay que hacerlo. Se necesita dinero pero no podemos gastar como si fuera unas primarias o unas elecciones generales. Hacer equipos de apoyo entre candidatos, alianzas que le permita a cada candidato aportar algo a las reuniones, comprar la comida, la bebida sin gota de licor. Cuando hablo de sanear significa mostrar el rostro bueno del candidato, lo que puede ofrecer a la reconstrucción, sin pagar por un voto (...)

La actual directiva de su partido está dominada por hombres, esto, ¿a qué cree que obedece?

A exactamente lo mismo que está sucediendo ahora. Los principales candidatos a presidente presentan nóminas sin mujeres. En el caso de uno de ellos, no hay una sola mujer y en el caso del otro, hay una sola mujer representante de corregimiento. No solo piden votos para ellos, piden votos para su nómina que está prohibida en el estatuto, por ende, están pidiendo votos para hombres solamente. Lo lamentable y triste es que hay mujeres en el partido que se prestan para este tipo de “amarres” y votan por los hombres. No se dan cuenta que se trata de una afrenta para las mujeres candidatas, valientes, valiosas, competentes. No se dan cuenta, que en su afán por estar cerca de lo que creen es el “poder”, se humillan a sí mismas; se desvalorizan.

Por esta razón, hay que seguirse postulando, una y otra vez, las veces que sean necesarias, para mostrar a la membresía, a los convencionales, que somos importantes en la reconstrucción y que si antes casi destruyen el partido, ahora, lo seguirán haciendo si votamos por los mismos. Falta aún mucha más capacitación para las mujeres del partido y que la Secretaría Nacional de la Mujer, juegue el rol que tiene que jugar, que es, proyectar a las mujeres candidatas, incentivar a que hayan más y defenderlas cuando las atacan.

¿Siguen las mujeres panameñas que están en política afrontando las mismas dificultades, o los últimos cambios a la ley electoral les ha ayudado?

Los hombres que están al frente de los partidos políticos siempre encuentran resquicios para evadir la ley y eso ocurrió en las pasadas elecciones, donde se saltaron por encima de la norma que exigía la paridad a menos que se demostrara que no hubiese mujeres que aspiraran electoralmente. Cuando se veían en dificultades, porque sí había mujeres y ellos no las querían como compañeras, mandaban al que sí querían a que se inscribiera en el partido de alianza y desde allí, inventaban que el partido aliado quería esa posición y eliminaban la opción mujer.

Siempre encontraron a una mujer de la secretaría de la mujer aliada a sus mezquindades, para hacer notas al Tribunal Electoral diciendo que no había mujer disponible en tal circuito, distrito o corregimiento, para colocar en la lista a un hombre. Y cuando estaban en la contienda interna compitiendo con las mujeres, las agredían, las violentaban, en grados tan extremos, que terminaban pasando por encima de ellas.

No fue diferente al inicio de esta contienda que estamos viviendo en el Partido Panameñista. A muchas mujeres nos atacaron de manera despiadada. Muchas compañeras me llamaban llorando porque no podían más con las agresiones en los grupos y chats del partido, donde había convencionales, que son los que votan. A mí misma me atacaron sin respetar a familiares míos fallecidos. Es la desesperación del que sabe que no es mejor candidato que nosotras. Exigimos a nuestra Secretaría Nacional de la Mujer tomar cartas en el asunto y lo logramos. En ese sentido tengo que agradecer a la copartidaria Bella Sol Anguizola, quien sin pensarlo mucho sacó a la luz pública un comunicado fuerte, desde la provincia de Chiriquí, para que los hombres candidatos agresores se dieran cuenta que no estábamos solas. Luego, la misma Secretaría Nacional de la Mujer hizo lo que le correspondía. Los hombres inseguros, vulgares y discriminadores, se aplacaron (...).

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL