Martinelli, bajo la lupa del espionaje



El futuro del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009–2014) quedará definido hoy, 25 de marzo, cuando el fuero penal electoral con el que cuenta sea retirado oficialmente. Una vez suceda esto, la justicia podría requerirle que vuelva al país para que responda por los diferentes casos que lo involucran.

Una de estas investigaciones tiene que ver con presuntas interceptaciones ilegales y espionaje a periodistas, miembros de la oposición, sociedad civil e incluso a sus propios funcionarios y allegados. El escándalo estalló a finales de 2014, cuando se conoció que la administración de Martinelli gastó más de $13 millones en la compra de equipos y software a una empresa israelí a mediados de 2010 con fondos del Programa de Ayuda Nacional.

Los equipos dirigidos al Consejo Nacional de Seguridad, una entidad que responde directamente a la Presidencia, se encuentran desaparecidos. Se han encontrado grabaciones, transcripciones y vídeos que han permitido adelantar una investigación por parte del Ministerio Público.