ANÁLISIS. Se abordaron además desafíos sociales y económicos.

Obispos abogan por la justicia

Se reconoció el esfuerzo de la Comisión de Estado por la Justicia e instaron al Gobierno a seguir sus sugerencias.

La Iglesia católica abordó los desafíos como la necesidad de un nuevo orden jurídico y la falta de seguridad.

LLAMADO. Los pastores de la Iglesia católica piden al Gobierno poner a los más pobres y grupos más vulnerables en el centro de toda política económica para evitarles consecuencias. LLAMADO. Los pastores de la Iglesia católica piden al Gobierno poner a los más pobres y grupos más vulnerables en el centro de toda política económica para evitarles consecuencias.
LLAMADO. Los pastores de la Iglesia católica piden al Gobierno poner a los más pobres y grupos más vulnerables en el centro de toda política económica para evitarles consecuencias.

José Quintero De Leónjquintero@prensa.com Los obispos panameños pidieron ayer en su mensaje episcopal que se promueva reformas profundas que garanticen una administración de justicia más expedita, equitativa, transparente e imparcial.

Aplaudieron el esfuerzo de la Comisión de Estado por la Justicia e instaron al Gobierno a seguir sus sugerencias, especialmente en lo relativo a la selección de magistrados, las reformas a la ley contra el enriquecimiento ilícito, la ley de agilización de la justicia y la humanización de las cárceles.

Matrimonios ‘gays’

Los obispos frente a las pretensiones actuales de los grupos homosexuales, que están decididos a seguir proclamando y defendiendo el valor de la vida y la familia basados en que el Evangelio de la familia es un camino de realización humana y espiritual.

Su mensaje se da luego de que analizaran la coyuntura socio económica y política del país.

En clara alusión a la campaña emprendida por esas agrupaciones, reiteraron el mensaje del papa Benedicto XVI en que denuncia que el Evangelio de la familia es, a menudo, desfigurado por falsas concepciones del matrimonio y de la familia "que no respetan el proyecto originario de Dios".

Así, reiteraron que se han llegado a proponer nuevas formas de matrimonio, algunas desconocidas en las culturas de los pueblos, en las que alteran su naturaleza específica.

Condena a la genética

La condena episcopal también se dirigió a todo intento de deformar el derecho de toda persona de nacer de un padre y una madre y de crecer en el seno de una familia, es decir, las nuevas formas genéticas.

"La ciencia, dicen los obispos, cuando no reconoce sus propios límites y no acepta los principios morales que permiten salvaguardar la dignidad de una persona, se convierte en una amenaza para el ser humano que queda reducido a un objeto o a un mero instrumento.

Según los prelados, cuando se llega a estos niveles se resiente la misma sociedad y se estremecen sus fundamentos con toda clase de riesgos.

La coyuntura actual

La evaluación del momento socioeconómico y político actual por los pastores de la Iglesia abordó desafíos como la necesidad de un nuevo orden jurídico y la falta de seguridad.

Así mismo, el aumento de la violencia doméstica, la crítica situación de las cárceles (agravada por el 63% de la morosidad judicial), la urgencia de acompañar en forma adecuada a los adolescentes, el aumento del salario mínimo, un tratado de libre comercio beneficioso al país, la modernización del Canal y, finalmente, el alza de la energía eléctrica y sus repercusiones.

El ser humano

Según su visión pastoral, los obispos insistieron en que la persona humana debe estar en el centro de toda actividad económica y que la solución a este problema debe estar fundamentado en el diálogo , el bien común, la equidad, la solidaridad y una caridad creativa.

Citando el pensamiento del papa Juan Pablo II, señalan que si la globalización se rige por las meras leyes de mercado aplicadas, según las conveniencias de los poderosos, lleva a consecuencias negativas.

Con esas orientaciones, expresan que es urgente que las necesidades de los pobres y grupos más vulnerables se asuman como prioridad tanto por las autoridades como por toda la sociedad panameña.

Los desplazados

Respecto al problema que enfrentan los más de 800 desplazados colombianos que residen en el Darién en calidad de "protegidos temporales", se informó que se realizan esfuerzos con la Mesa Nacional del Migrante para ejercer presión en las autoridades para que agilice la regularización del estado migratorio de estas familias que huyen de la violencia en Colombia e ingresan forzados a territorio panameño, de donde no pueden movilizarse.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Loteria nacional

21 Ene 2018

Primer premio

2 1 1 8

AADA

Serie: 21 Folio: 9

2o premio

0484

3er premio

7571

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Por si te lo perdiste

Desacato del órgano legislativo Antai solicita a la Asamblea cumplir la ley

Yanibel Ábrego (Izq.) y Angélica Maytín
LA PRENSA/Archivo

LAVA JATO Y BLUE APPLE Abogados, el hilo que anuda dos escándalos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa