LA CHORRERA

Un PRD dividido logra dos curules en el 8-5; CD se lleva una

Un PRD dividido logra dos curules en el 8-5; CD se lleva una
Roberto Ayala (Izq.), Roberto Ábrego (C) y Lilia Batista (Der.) posan con sus r

Los candidatos del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Roberto Ayala y Roberto Ábrego, así como la aspirante de Cambio Democrático (CD), Lilia Batista, se alzaron con las curules para diputados de circuito 8-5, de La Chorrera.

Ábrego regresa al recinto legislativo dado que formó parte de la entonces Asamblea Legislativa en la década de 1990, mientras Batista sería una nueva figura en la Asamblea Nacional.

En la carrera por un escaño en la diputación se quedó Rubén Frías, quien aspiraba a la reelección y Aris De Icaza, quien en esta ocasión corría como suplente de su esposa Nubia. de De Icaza.

El ambiente previo a la escogencia y entrega de credenciales a estos diputados estuvo caldeado de emociones en los predios de la escuela secundaria Pedro Pablo Sánchez, donde funcionaba la junta de escrutinio distrital.

#Ruta2019 En la junta de escrutinio distrital de La Chorrera los delegados electorales llamaron a la Policía para que custodiara el lugar ante la llegada de cientos de personas que esperan saber quiénes son los 3 diputados electos. Fotos: Urania Molina pic.twitter.com/gUvNPVpSDt

Allí simpatizantes de los actuales diputados se aglutinaron para "custodiar el voto". Alguno de ellos según explicaron permanecieron hasta 48 horas despiertos y en las instalaciones de este colegio secundario.

La euforia de los simpatizantes llevó a los delegados del Tribunal Electoral a desalojar el gimnasio del colegio donde se llevaba el conteo de las actas y hasta llamar a agentes y oficiales de la Policía Nacional para custodia de lugar y mantener el orden.

Los miembros del PRD estaban divididos y cada grupo permanecía en un costado de los pasillos de entrada al área de escrutinio de los votos.

De hecho al salir el diputado Ayala luego de su proclamación fue abucheado por el grupo que respaldaba a Ábrego.

Una simpatizante de Ábrego explicó que el problema radica en que los que dirigen el colectivo en el distrito de La Chorrera mostraron favoritismo por un candidato en detrimento del otro.

Cuando salió Batista del gimnasio, los miembros del PRD que apoyan a Ábrego la aplaudieron.

 

Edición Impresa