CONVERSATORIO

Las mujeres invisibles de las elecciones del 5 de mayo

Las mujeres invisibles de las elecciones del 5 de mayo
La Embajada de Canadá en Panamá y la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana efectu

Barreras laborales, políticas, físicas, sociales, y económicas. Son los principales obstáculos que enfrentaron las candidatas a un puesto de elección popular en la pasada campaña política, de acuerdo a las conclusiones del programa "Barreras Invisibles, candidatas transparentes" que desarrolló la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de Transparencia Internacional, con el apoyo de la Embajada de Canadá, y el Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos. La iniciativa incluyó a más de 200 candidatas a un puesto de elección en los comicios del 5 de mayo pasado y −de acuerdo a los resultados que se dieron a conocer este jueves en el conversatorio "Derecho Humano 21 y su realidad para las mujeres de Panamá"− en el país persiste la desigualdad en la representación política, a pesar de que la ley electoral obliga a los partidos a tener secretarías de la mujer, e incrementó los fondos para la capacitación política femenina. Precisamente el artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice lo siguiente: "Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos. Toda persona tiene el derecho de acceso en condiciones de igualdad, a las funciones públicas del país". En el conversatorio participaron Jacqueline Hurtado, excandidata a la alcaldía de San Miguelito; Lilly Nicholls, embajadora de Canadá; Carlos Díaz, del Tribunal Electoral; y Paula Narváez, de Naciones Unidas. La periodista Dalia Pichel fungió como moderadora.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL