PRECANDIDATO POR LA LIBRE POSTULACIóN

'Yo no estoy en un 'mall' refrigerado buscando firmas': Dimitri Flores

“Si yo fuese protegido, no me hubiesen rechazado tantas firmas”. La frase es de Dimitri Flores, precandidato presidencial por la libre postulación, quien en la mañana de este miércoles 10 de octubre visitó las oficinas del Tribunal Electoral (TE) para abogar por la legitimación de unas 40 mil firmas de apoyo que la autoridad electoral le ha rechazado.

+info

Miguel Antonio Bernal: 'Que alguien me explique cómo un eminente desconocido alcanza 104 mil firmas'Independientes y la dura carrera por la Presidencia de la RepúblicaSurse Pierpoint: ‘Yo aspiro a tener dos ministerios’

Flores, quien lidera la lista de los aspirantes presidenciales con más firmas (63 mil 662  firmas aceptadas), se quejó de lo que considera un trato injusto por parte del TE. Citó las primarias presidenciales del partido Alianza que se desarrollaron el pasado domingo 7 de octubre y argumentó que “ni siquiera tienen las firmas que me rechazaron a mi”, sumándose así a las quejas de otros precandidatos sobre el desbalance en requisitos electorales exigidos a los aspirantes por la libre postulación y por los partidos políticos. 

También salió al frente de supuestas acusaciones del abogado Miguel Antonio Bernal, otro precandidato presidencial por  la libre postulación, quien cuestionó la legitimidad de las 104 mil que Flores, un “eminente desconocido”, entregó al TE. “[Se lo dije al] señor Bernal: busque otro. Dimitri trabaja”.

“Yo no estoy en un mall refrigerado, buscando firmas entre los que pasen por ahí. Yo voy a las casas de este país", argumentó. 

Cabe destacar que en el pasado, Flores ha dicho ser amigo y colaborador de miembros de todos los partidos, pero esta vez aseguró que ha rechazado sus ofertas para ayudar en su campaña. “Somos amigos de todos los partidos”, dijo, “pero no usamos la plataforma de ellos para la recolección de firmas”, añadió. 

Según dijo el precandidato a este medio, a la fecha ha podido recuperar y hacer que se le validen unas 2 mil firmas que inicialmente habían sido rechazadas. 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL