PROVINCIA DE DARIÉN

Ubican rata escaladora arbórea endémica en Panamá

Ubican rata escaladora arbórea endémica en Panamá
Ubican rata escaladora arbórea endémica en Panamá

Después de 64 años de pasar inadvertida, fue localizada una especie de rata escaladora endémica de Panamá, específicamente en la Reserva Natural privada Chucantí en la región montañosa de la provincia de Darién.

 

Así lo confirmó un informe de Fundación Pro-Conservación de los Primates Panameños (FCPP), que en conjunto con la Sociedad Panameña de Biología localizó esta especie.

 

El hallazgo se produjo gracias a una nueva técnica inventada por el grupo de científicos de la FCPP, que logró colocar cinco cámaras trampa que detectan animales por actividad o por calor usando un detector de rayo infrarrojo. 

 

La rata escaladora Tylomys panamensis habría pasado desapercibida por los científicos debido a la falta frecuencia con que se estudian los animales silvestres en la zona del Darién, pero en particular por la poca accesibilidad que se tiene al dosel del bosque (parte alta de las copas de los árboles). 

 

La rata escaladora fue descrita por primera vez por el científico Henry David Gray de la Universidad de Stanford, y colectada en la zona de Cana, Jaqué, Pirre y Paya, también en alrededores de la Serranía del Sapo en Darién, pero nunca se detectó y escribió del animal con base en observaciones directas desde 1950 debido a su hábito arborícola y nocturno.

 

La rata fue detectada entre los 600 y 850 metros de altura en el punto más alto de la Serranía del Majé, cerro Chucantí, y se presume que siga su distribución por toda la cordillera Majé, por lo que el bosque que se encuentra en esta zona es de alta consideración para proteger las especies.

 

Dentro de los datos de importancia que se obtuvieron por primera vez sobre esta especie se menciona la rapidez de locomoción calculada en unos 17 centímetros por segundo, pasando frente a un objeto fijo, distancia en que podría alejarse de su madriguera (ámbito hogareño) de al menos 20 metros a la redonda. 

 

La investigación logró determinar que la rata es mayormente activa de junio a septiembre, probablemente por asuntos de reproducción, y comienza su actividad nocturna desde las 9:00 p.m., con mayor actividad a medianoche, y luego baja el ritmo por una hora, aumenta desde las 4:00 a.m. y termina escondiéndose en su madriguera a las 6:00 a.m.

 

Esta rata, de acuerdo con los científicos, podría ser de gran aporte para la polinización de plantas que florecen en la noche, como algunas orquídeas de montaña, y su presencia podría ser de importancia como controlador  natural de algunos insectos y aves, así también como dispersor de frutos de las palmas del género Oenocarpus y Attalea.

 

El equipo de FCPP hizo un llamado a las autoridades panameñas para que tomen acciones tendientes a evitar en lo posible más tala y la explotación de los bosques de Darién.

Edición Impresa