Radar Deportivo Radar Deportivo

23 oct Dos panameños han perdido su corona de boxeo en la balanza

El registro de Machado no presenta grandes nombres.

Corrales perdió en la balanza y en el 'ring'.

Temas:

Jezreel Corrales logró su corona en Japón. Jezreel Corrales logró su corona en Japón.
Jezreel Corrales logró su corona en Japón. AP/Archivo

En los anales de la historia del boxeo panameño solo dos campeones han perdido su título en la báscula, ellos son Luis el Nica Concepción y Jezreel el Invisible Corrales.

No existe una estadística oficial, pero un historiador del boxeo panameño como Daniel Alonso reveló que de los 30 campeones mundiales que ha tenido Panamá solo dos han perdido de esta forma.

En mi análisis previo al combate entre el puertorriqueño Adolfo el Explosivo Machado y Corrales, nunca pasó por mi mente que el panameño podría perder su corona superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo en la balanza, pese a que en su anterior compromiso también tuvo problemas de peso.

Para buscar a un padre de la debacle del panameño se realizó un sondeo en twitter. Se le preguntó a aficionados ¿Quién era responsable de la derrota, el boxeador, el equipo o el entrenador?

El balance no arrojó un claro culpable, asumo entonces que los cibernautas miran al equipo entero, incluyendo al boxeador, como un todo cuando se comete un error de esta naturaleza. 

El puertorriqueño, que tenía 18 combates ganados, 15 por las vías del sueño, ahora es el nuevo campeón de la categoría de las 130 libras, un peso que sobrepasó el panameño por cuatro libras.

Todavía el panameño no ha dado excusas sobre su rendimiento en el combate, el cual perdió por nocaut en el octavo asalto, ni tampoco sobre su pesaje. En la ceremonia de premiación, Corrales se le acercó a Machado para pedirle una revancha, pero no hubo respuesta.

Corrales marcó la diferencia durante todo el combate. Quería impresionar y se confió, pagó caro en un intercambio de golpes en el que llevó la peor parte. Cayó a los pies de su rival y se levantó turulato.

El diciembre de 2016 el Nica Concepción perdió su corona supermosca del mismo organismo al enfrentar al británico Khalid Yafai, en un pleito celebrado en Mánchester.

El panameño se pasó dos libras arriba de las 115 a las que estaba pactado el pleito. El combate se realizó y el panameño perdió por decisión unámine.

Por el momento son los dos casos más reconocidos del boxeo panameño en que sus campeones pierden su título en la balanza.

Corrales le manda una advertencia a Machado

He visto peleas del retador puertorriqueño Alberto Explosivo Machado y de verdad pienso que la corona de Jezreel Corrales no está en peligro. Al boricua, de 27 años de edad, le pesa la mano y sabe caminar en el ring; su historial boxístico impresiona, 15 nocaut en 18 peleas, pero en su listado de triunfos no hay boxeadores con las habilidades del campeón panameño.

Corrales le mandó un mensaje a su rival: “que se prepare, que tenemos que dar un buen espectáculo”.

Le ayuda también al retador que es más alto y que tiene mayor alcance, dos atributos para el que Corrales tiene una fórmula: no lo dejará estirar sus brazos, al menos es lo que practicó antes de salir de Panamá rumbo a Estados Unidos. 

Para el Explosivo será una prueba de fuego, tendrá que demostrar que verdaderamente tiene casta de campeón. Sus anteriores rivales no son muy reconocidos. Carlos Morales, Juan José Martínez, Orlando Rizo y Miguel Ángel Mendoza son algunos de ellos.

El puertorriqueño ya ha dicho que le quitará la corona a Corrales, puro cuento. Jezreel, por su parte, le advirtió que debe prepararse porque él no tiene pensado regalarle su fajín superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo, que pondrá en juego este sábado en el Turning Stone Casino de Verona, Nueva York. 

El Invisible, como apodan a Corrales, tiene marca de 22-1, 8 Ko's. El panameño luce confiado y dice conocer de la peligrosidad de su rival, por eso su estrategia para este combate es la velocidad. El panameño no debe quedarse quieto, ese puertorriqueño pega con la zurda y la tira sorpresivamente. 

Seguramente por sus estadísticas no es el rival más complicado que enfrenta Corrales, pero igual se decía del mexicano Robinson Castellanos, quien casi le quita su cetro. “Aprendí mucho en este combate, hubo errores que ya hemos corregido”, mencionó Corrales, que de paso recordó que  “ese combate gustó mucho en Estados Unidos”.

“Volveré a pelear en un lugar donde los fanáticos son muy exigentes y por eso hay que salir a dar el todo por el todo”, comentó Corrales, que expone por tercera ocasión su corona, que le arrebató al japonés Takashi Uchiyama. 

Tanto Corrales como su entrenador Juan Mosquera han mostrado respeto del puertorriqueño a quien han estudiado, porque dicen que deben moverse, evitar los choques de cabeza y pelearle cerca.

El campeón panameño confesó que ha visto varios pleitos de su rival y sabe que tira la mano.

Antes de partir, el panameño no quiso adelantar un pronóstico del resultado, pero aseguró que regresará con el título al imponerse con una victoria, ya sea por nocaut o por decisión. Corrales dijo que siempre lo mantendrá cerca para que no pueda estirar sus brazos.

El porcentaje de nocaut del boricua es de un 83% en los 43 asaltos en los que ha participado.  En su última pelea el puertorriqueño ganó por decisión unánime en 10 rounds ante Carlos Morales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.