Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

Radar Deportivo Radar Deportivo

25 ene Se ensucia el béisbol

Temas:

No hay dudas que la política y el deporte es una combinación explosiva. Este viernes en el estadio Rico Cedeño de Chitré se produjo un hecho inédito en la pelota juvenil, que gracias a Dios no pasó a mayores.

Afuera y dentro del estadio Rico Cedeño había un carnaval. Los aficionados herreranos y santeños supieron comportarse y no se dio una sola pelea, al menos ese fue el reporte, tras decretarse en la cuarta entrada el abandono de los santeños.

En el cuarto episodio, y con el partido 1-0 a favor de los herreranos, los santeños   juveniles se negaron a entrar al terreno de juego, supongo por órdenes de su director Alberto Sáez, quien a su vez debió recibir alguna  instrucción para realizar este nefasto acto.

Después de conversar con varios involucrados en el incidente me queda claro, que Sáez no actuó por instinto propio y que una persona le obligó a tomar esa decisión.  Aqui es posiblemente donde entra el presidente de la Liga de Los Santos, Carlos Afú.

Afú en la cuarta entrada no había podido ingresar al estadio debido a que Sinaproc y la policía decidieron no permitir el ingreso de más fanáticos por seguridad, ya que el estadio estaba lleno a capacidad.

El dirigente santeño indignado, supuestamente le habría dado instrucciones al cuerpo técnico para que no jugara hasta tanto él ingresara. Luego de cinco minutos de forcejeos, insultos  y empujaderas en la puerta el árbitro detuvo el compromiso y declaró ganador a Herrera.

Para mi el director santeño no tiene la culpa, es problable que esté arriesgando más de lo que creemos. Habría que estar en su pantalones para saber el por qué obedeció esa orden.

Ojalá que el castigo de la Federación de Béisbol no sea contra él y su equipo. Como siempre hay otros intereses que reinan alrededor de los deportes y la política nefastamente es uno de ellos.

Al final Herrera gana 9 a 0, no se llevan las estadísticas, se ensucia el béisbol y un grupo de jóvenes y fanáticos quedaron en deuda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.