‘La utilización del voto electrónico no dejó un buen sabor de boca’

El diputado del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), Rogelio Paredes, reconoció este lunes que “la utilización del voto electrónico no dejó un buen sabor de boca”.



Y es que en la escogencia de las nuevas autoridades del PRD los delegados se demoraron ayer, domingo, hasta cinco horas y media en fila para poder votar.



En ese sentido, Paredes dijo que no se contaban con la cantidad de máquinas necesarias para las 4 mil personas que debían votar. En Telemetro Reporta, el perredista comentó, además, que si bien el sistema no es malo, sí hizo falta una mayor docencia y computadoras. De hecho, se quejó en cuanto a que habían solo dos máquinas por mesa.



“Hay cosas que corregir si queremos aplicar este sistema en otras elecciones”, puntualizó el político.



La votación del congreso ordinario del PRD se extendió por casi 10 horas debido a irregularidades con el método electrónico puesto en práctica.

Edición Impresa