SUPUESTA INVESTIGACIóN POR LAVADO DE DINERO

UAF, ausente ante escándalo

UAF, ausente ante escándalo
La sede de la Unidad de Análisis Financiero se encuentra en el interior de la base del Servicio de Protección Institucional en Corozal. LA PRENSA/Archivo.

Dos días después de que el Diario de las Américas publicara una supuesta vinculación de la campaña del candidato a la Presidencia de la República, Juan Carlos Varela, con un caso de lavado de dinero, la Unidad de Análisis Financiero (UAF) citada en las publicaciones como una de las fuentes de la información no ha explicado si existe una investigación abierta contra el Vicepresidente de la República ni cómo se filtró una información confidencial al rotativo de Florida.

+info

UAF, ausente ante escándalo

Bajo el título “Implican a candidato presidencial panameño en lavado de dinero”, el diario relató que “varias cuentas bancarias abiertas en Panamá recibieron fondos de lavado de dinero provenientes de operaciones de apuestas ilegales por internet y que habrían sido usados en la financiación de la campaña del candidato presidencial Juan Carlos Varela”. El entorno de Varela negó las acusaciones y las tachó de ataque político.

La noticia cita investigaciones de la UAF, entidad adscrita al Consejo de Seguridad encargada de identificar transacciones que puedan estar vinculadas con el blanqueo de capitales.

Desde que se reveló la información, este diario intentó conocer la versión de la directora de la UAF sobre estas publicaciones. En concreto se le enviaron correos electrónicos a la directora de la entidad, Enma Reyes Rodríguez, a la subdirectora Lourdes Bermúdez, y a la asesora legal Enielka Rodríguez. Un equipo de este diario se desplazó a las oficinas de la entidad, en la base del Servicio de Protección Institucional en Corozal. Allí, personal de seguridad señaló que las oficinas estaban en remodelación y que los funcionarios solo atenderían tras concertar una cita.

En llamadas telefónicas, primero se informó que la directora no estaba en la oficina y, posteriormente, que las funcionarias de la entidad no podían hablar con los medios de comunicación.

Entre otras, se quedaron sin respuesta preguntas como si, en efecto, la UAF maneja una investigación de posible lavado de dinero en la que se menciona al candidato Varela; desde cuándo y por cuánto tiempo se investigó el movimiento irregular de dinero a través de cuentas que manejaban exfuncionarios panameños; y si han colaborado con las autoridades estadounidenses con relación a este caso.

A pesar del hermetismo con que se maneja la UAF con los medios locales, información sobre la supuesta investigación sí llegó al Diario de las Américas.

Fuentes conocedoras del funcionamiento interno de la UAF, que pidieron reserva de identidad, se mostraron sorprendidas por la publicación de la información en un medio, ya que la ley es clara sobre la confidencialidad de los datos. Solamente el Ministerio Público puede recibir información de la UAF.

El Decreto Ejecutivo 136 de 1995, que creó la UAF, señala que la entidad y sus funcionarios “guardarán total reserva sobre la información que obtengan o conozcan, relacionada con el desempeño de las funciones en esta Unidad”.

Además, el “Órgano Ejecutivo procederá, contra el funcionario o exfuncionario de la Unidad que revele información obtenida durante el desempeño de sus labores en la UAF a personas no autorizadas”.

Esa discreción requerida ha sido llevada a gala por la directora de la entidad, al menos a lo interno del país. Varias fuentes del sector financiero consultadas ayer dijeron desconocer quién lideraba la institución.

Incluso el ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, dijo que desconocía quién era la directora de la entidad.

Fuentes vinculadas al sector financiero reconocen que es válido el bajo perfil que debe mantener la UAF debido a las investigaciones que realiza. Sin embargo, consideran oportuno que la entidad responda ante las supuestas vinculaciones del Vicepresidente de la República con un caso de lavado de dinero. También creen relevante que se conozca, en términos generales, los logros de la entidad que en cinco años ha pasado desapercibida.

El candidato presidencial por la alianza “El pueblo primero”, Juan Carlos Varela, insistió ayer en que la publicación del periódico Diario de las Américas, que señala que su campaña habría recibido dinero de fondos ilícitos, es producto de una “nota sembrada” en un medio del exterior por personas allegadas a su homólogo oficialista José Domingo Arias.

Esas personas, según Varela, son Gabriel Btesh y Riccardo Francolini, ambos integrantes del “círculo cero” del presidente Ricardo Martinelli, que el panameñista ya había denunciado.

“[El periodista que redactó la noticia] es un mercenario pagado. Porque hace dos semanas los señores Gabriel Btesh y Ricardo Francolini, que son dos figuras de este gobierno muy ligadas a temas que van a ser investigados y cuestionados, como el aeropuerto de Tocumen y ventas de influencias, decían que tenían una bala de plata contra mí”, señaló Varela.

“Todo indica un manejo de Francolini, que es una persona que está en la campaña de José Domingo Arias y es el que maneja información para ver qué ataque político puede hacer”, continuó.

Además, apuntó contra el propio Arias, a quien le reprocha que no hable estos temas de frente.

“Es lamentable que Arias, en vez de debatir esto de frente con uno, se esconda atrás de estos periódicos oficialistas y este tipo de campañas. Es un ataque traído de los pelos”, aseguró.

Según el panameñista, los ataques hacia él y su campaña son producto de “la desesperación en círculos allegados a José Domingo Arias que saben que la fiesta se acaba el 1 de julio”.

Por su parte, Arias manifestó que no tiene nada que ver con la publicación del Diario de las Américas y que Varela es quien tiene que dar las explicaciones al respecto.

Este medio envió correos electrónicos a Francolini y a Btesh, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

REDACCIÓN DE LA PRENSA

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL