ESTUDIO

Inmunoterapia parece prometedora contra leucemia

Inmunoterapia parece prometedora contra leucemia
Inmunoterapia parece prometedora contra leucemia

Una terapia experimental llamada inmunoterapia parece prometedora en el tratamiento de algunos pacientes con leucemia linfocítica crónica (LLC) avanzada, la forma más común de leucemia en adultos, informaron hoy investigadores estadounidenses.

En una prueba clínica anterior, ocho de 14 pacientes con LLC avanzada respondieron a la terapia que entrena a las propias células inmunológicas para atacar a las células tumorales, con algunas remisiones completas que continuaron más allá de cuatro años y medio, se indicó en los resultados publicados en la revista estadounidense Science Translational Medicine.

"La durabilidad de las remisiones que hemos observado en este estudio es notable y nos ha dado una gran esperanza en el sentido de que las terapias celulares personalizadas van a ser importantes opciones para los pacientes cuyos cánceres ya no sean tratables con los enfoques estándares", indicó en una declaración el autor principal del estudio, David Porter, profesor de la Universidad de Pensilvania.

La terapia, conocida como CTL019, inicia con las propias células "T" del paciente, las cuales son recogidas mediante un procedimiento similar a una diálisis y luego son reprogramadas para contener una proteína similar a un anticuerpo conocida como receptor antígeno quimérico (RAQ) que puede elegir y destruir las células de leucemia.

La terapia demostró ser efectiva en ocho pacientes, cuatro de los cuales lograron una completa remisión sin recaída, dijeron los investigadores.

De estos cuatro pacientes, uno murió durante la remisión 21 meses después de la terapia debido a complicaciones infecciosas que ocurrieron después del retiro de un carcinoma de células basales en su pierna.

Los otros tres pacientes seguían vivos al momento de este análisis y no presentaban indicios de leucemia 28, 52 y 53 meses después de recibir la terapia.

Otros cuatro pacientes lograron respuestas parciales a la terapia, con respuestas que duraron una media de siete meses.

El análisis de los pacientes que experimentaron remisiones completas mostró que las células T modificadas pueden multiplicarse y persistir en el cuerpo durante años.

"Esto indica que al menos algunas de las células CTL109 conservan su capacidad para cazar células cancerígenas durante largos períodos de tiempo", dijo otro de los autores, Carl June, profesor de la Universidad de Pensilvania.

Los efectos secundarios de los pacientes que respondieron a la terapia incluyen diversos grados de síntomas similares a los de la gripe y algunos requirieron cuidado intensivo, pero al final se recuperaron todos.

"Los pacientes en este estudio son pioneros cuya participación nos ha dado bases de conocimiento y experiencia sobre las cuales seguir avanzado con este nuevo enfoque para ayudar a más pacientes", añadió Porter.

Edición Impresa