MITOS Y SALUD

5 mitos de la incontinencia urinaria femenina

5 mitos de la incontinencia urinaria femenina
5 mitos de la incontinencia urinaria femenina

1 La incontinencia urinaria es un problema poco común en las mujeres.

Falso. Se estima que una de cada cuatro mujeres mayores de 18 años sufre de incontinencia urinaria. Este problema afecta a más de 200 millones de personas en el mundo, la mayoría mujeres.

2 Es normal que a las mujeres se le escape un poquito de orina.

Falso. Muchas mujeres piensan que es normal que se les escape un poquito de orina, ya sea al hacer ejercicios, toser, estornudar e incluso cuando les dan ganas de ir al baño y antes de sentarse se les salen gotitas. Es importante que se conozca que la pérdida involuntaria de orina nunca es normal.

Es muy común encontrar que las pacientes minimicen sus síntomas y hagan cambios en sus actividades para que estos problemas no les ocurran, como dejar de tomar líquidos, orinar más frecuentemente, limitarse a hacer actividades físicas, y creen que de esta forma van a solucionar su problema, y no es hasta que ya realmente se está afectando su calidad de vida dramáticamente cuando consultan al médico o buscan soluciones reales.

 3 Deberías tomar la menor cantidad de líquido para no ir tan frecuentemente al baño y así no tener incontinencia urinaria.

Falso. No tomar suficientes líquidos en muchos casos hace los problemas de incontinencia peor.

Lo que sucede cuando uno no toma la cantidad de líquido suficiente es que la orina se concentra y esto produce una irritación a la vejiga, causando que los síntomas empeoren.

Se recomienda tomar dos litros de líquido por día, evitando los que contienen cafeína como las gaseosas, café, té o bebidas alcohólicas, ya que estos son de igual forma irritantes de la vejiga y poseen efecto diurético.

4 La incontinencia urinaria es algo que le ocurre solo a las personas mayores.

Falso. Si bien es cierto a medida que las mujeres van envejeciendo es más común que sufran de incontinencia urinaria, esto no significa que sea un problema que solo afecta a personas de la tercera edad.

Es muy común encontrar mujeres de 30 a 40 años con este tipo de problemas, pero por este concepto errado de que solo le ocurre a mayores, no lo comparten con sus médicos.

Incluso, se puede encontrar en pacientes más jóvenes. El problema es que entre mas jóvenes son menores las probabilidades de que comuniquen su problema o busquen ayuda con un especialista.

 5 Si tuve a mi hijo por cesárea, no es posible que sufra de incontinencia urinaria.

Falso. El simple hecho de estar embarazada incrementa al doble las probabilidades de sufrir de incontinencia urinaria. El motivo es que solamente el aumento de la presión en la pelvis y el peso del útero con el bebé produce un debilitamiento de los músculos y ligamentos del piso pélvico, al igual que de los nervios que van a la vejiga, lo que hace más común este problema.



(El autor es uroginecólogo y especialista en cirugía pélvica reconstructiva y tratamiento de la incontinencia urinaria. Atiende en los consultorios del Hospital Punta Pacífica, piso 2, consultorio 209. Web: www.centrodeuroginecologia.com / Facebook: Centro de Uroginecología)

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL