Artritis, una enfermedad que no discrimina edad

Artritis, una enfermedad que no discrimina edad
Enma Pinzón.

Este 12 de octubre es el día mundial de la artritis reumatoide, una enfermedad crónica de causa desconocida y autoinmune, la cual se caracteriza en que ciertas células del sistema inmunológico no funcionan correctamente y los tejidos sanos quedan vulnerables.

Esta enfermedad se manifiesta con inflamaciones en las articulaciones, dolor y rigidez matutina; son tres señales que indican que se está frente a un problema de artritis reumatoidea, por lo tanto se recomienda acudir al médico para que proceda con la respectiva referencia a un remautologo para tratar este padecimiento.

La Sociedad Española de Reumatología estimó que entre el 0.5% y 0.8% de la población mundial sufre de esta enfermedad, es decir de 5 a 8 de cada mil personas. Mientras que en Panamá, el número de enfermos con este padecimiento puede llegar a mil, explicó Enma Pinzón, integrante de la Fundación Nacional de Artritis Reumatoidea.

Esta enfermedad se presenta en cualquier grupo étnico y a cualquier edad.

Pinzón agregó que la inflamación en las articulaciones suele darse de forma progresiva y se manifiesta en las muñecas, los nudillos, dedos de las manos y los pies; hombros, las rodillas, los tobillos, las caderas y los codos. No obstante, cuando la hinchazón es constante y no es tratada puede dañar huesos, tendones y ligamentos de las articulaciones.

De hecho, las articulaciones que más se afectan son las de las manos y los pies (90%), seguidas por las de los tobillos y las rodillas (80%). El dolor se puede manifestar con un simple apretón de manos.

La presidenta de la Fundación de Artritis Reumatoidea, Mercedes de González, señaló que entre más temprano se diagnostique y trate este padecimiento, se minimiza el riesgo de lesiones articulares a largo plazo; se controla el dolor e inflamación, se puede detener la progresión de la enfermedad y mantener por un tiempo más prolongando la calidad de vida del paciente.

Añadió que contrario a lo que se podía suponer, esta enfermedad no solo afecta las articulaciones del cuerpo humano sino también otros órganos como los ojos, el corazón y hasta los pulmones.

Artritis, una enfermedad que no discrimina edad
Enma Pinzón.

Edición Impresa