Contraloría detecta irregularidades en el Municipio de Penonomé

Contraloría detecta irregularidades en el Municipio de Penonomé
De la gestión del Municipio de Penonomé han presentado quejas empresarios y funcionarios.

La Contraloría General de la República informó este martes 19 de noviembre que en una evaluación realizada el pasado 3 de octubre en el Municipio de Penonomé se detectaron irregularidades.

+info

Alcaldesa de Penonomé expulsa de su despacho a empresario que exigía celeridad de trámite

De acuerdo con la Contraloría, se hallaron 23 casos de personas que estando registradas en la planilla municipal no se encontraban en sus puestos de trabajo.

Sobre esa situación se le pidió a las autoridades administrativas y de recursos humanos del Municipio la explicación y sustentación de los casos.

Sin embargo, no hubo una respuesta satisfactoria que “permitiera verificar que esos funcionarios prestan los servicios por los que reciben” un pago, enfatizó un comunicado de la Contraloría.

Entre los hallazgos en la inspección se encontró personal con un horario de medio tiempo y un salario igual o mayor a los funcionarios de la jornada completa.

La ley, recordó el comunicado, obliga a que los empleados permanentes del Estado panameño tengan que trabajar un mínimo de ocho horas.

También se halló personal nombrado que estuvo ausente al momento de la evaluación y además no tenían una justificación para su ausencia.

Debido a las citadas “incongruencias” la Contraloría General de la República decidió suspender el pago de los salarios de esos funcionarios hasta que se presenten las sustentaciones correspondientes.

De igual forma, la Contraloría ordenó una auditoría formal para todos los casos donde se encontraran incongruencias. Y de no hallarse una explicación esos casos serán presentados ante el Ministerio Público y el Tribunal de Cuentas para sus correspondiente investigación.

El pasado 18 de octubre La Prensa reportó que cansado de las “evasivas” por parte de las autoridades municipales de Penonomé acudió un empresario para solicitar que lo atendiera la alcaldesa Paula González.

Alberto Mendoza pidió ser atendido para tramitar los permisos para la realización de una actividad e insistió en hablar con la alcaldesa. Sin embargo, González al ver la acción del empresario ordenó su detención inmediata.

Tras unos  minutos llegaron los agentes de la Policía Nacional, lo sacaron “arrastrado” del lugar y se lo llevaron a la estación.

De la sede policial tuvo que ser  trasladado al cuarto de urgencias del hospital Aquilino Tejeira, debido a que sufre de hipertensión y diabetes.

Después de una revisión de los médicos y por la intervención de sus abogados Mendoza fue puesto en libertad.

Al conocerse este incidente varios empresarios en Penonomé denunciaron que se encuentran en la misma situación que Mendoza y relataron que desde hace semanas han presentado sus solicitudes y no han tenido respuesta alguna.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL