DESVÍO DE FONDOS PÚBLICOS

Humbert, Fudep no honró la palabra que empeñó

Humbert, Fudep no honró  la  palabra que empeñó
Humbert, Fudep no honró la palabra que empeñó

Nuevamente, una auditoría enfrenta a la Contraloría General de la República, a la Fundación Universidad de Panamá (Fudep) y la Universidad de Panamá (UP).

El rector de la UP, Gustavo García De Paredes, dijo que la Fudep autorizó la revisión de la Contraloría, “todo lo que quiera, los libros, la cuentas, todo”, y expuso que la promesa fue firmada en una carta dirigida al contralor, Federico Humbert; que posteriormente facilitó la UP.

“Notificamos al señor Contralor que hemos atendido las solicitudes presentadas por su entidad, a través de los auditores que nos han visitado, y mantenemos las puertas abiertas para que puedan revisar los libros y todas las cuentas de las transacciones realizadas hasta la fecha”, indica la misiva firmada por Sergei De La Rosa, presidente de Fudep, fechada y recibida el 8 de julio por la Contraloría.

“Es la forma de actuar del que no tiene palabra. La nota no tiene ninguna validez”, dijo el contralor. El núcleo de la auditoría son las cuentas bancarias, “y no están dispuestos a ofrecerlos”, dijo. La respuesta de la fundación fue que “no entregarían eso, porque era una fundación de interés privado”, detalló.

La Prensa consultó a De La Rosa al respecto, pero no permitió preguntas y cerró abruptamente la llamada. Posteriormente, el asesor de Fudep, Norberto Jaén, indicó que el personal de la Contraloría fue atendido y se hizo una reunión de coordinación.

“Salieron con información en la mano”, en un dispositivo de almacenaje electrónico, afirmó Jaén.

“Ellos acordaron para el día lunes continuar sacando la información”, explicó Jaén, puesto que el funcionario de la fundación trabaja por servicios profesionales, “por tiempo” limitado.

La Contraloría retiró información contable de los proyectos y estos proyectos están dentro de las cuentas bancarias, acotó Jaén.

Para Humbert, la carta no tiene otro objetivo que dirigir la opinión pública a su favor. “Tratan de ocultar lo que la sociedad reclama saber, qué se hizo con los ingresos”.

En otra ocasión, miembros de la directiva de Fudep, como Virgilio Vásquez Pinto, advirtieron que no le permitirán accesar a la Contraloría a los libros de Fudep.

Por su parte, García De Paredes, en una visita a La Prensa ayer, se mantuvo en la posición, de que la UP no transfiere fondos a Fudep, sino, más bien, es un agilizador y facilitador.

“Fudep no tiene que ver con ninguna contratación de la Universidad de Panamá, ninguna”, recalcó.

Al mostrarle una de las órdenes de compra —de las decenas que evidencian que Fudep licita en nombre de la UP y recibe el pago por los servicios que presta la UP, contestó: “lo voy a ver”.

Según su acta constitutiva, Fudep se creó en 1995 para apoyar a la UP, y ha aportado, a la fecha, aproximadamente 350 mil dólares en equipos donados a la UP, dijo el rector.

El presupuesto de la UP es de 209 millones de dólares, y de estos, 20 millones de dólares son de actividades de autogestión.

Parte de estos fondos provienen de los servicios de los institutos de la UP, que ordena que los pagos por sus servicios de hagan a nombre de Fudep.

En tanto, el Ministerio Público inició una investigación al rector García De Paredes y otros funcionarios por el supuesto delito contra la administración pública. La acción obedece a una denuncia a interpuesta por el catedrático Miguel Antonio Bernal.

 

Edición Impresa