POLÉMICO PROYECTO

La atascada Ciudad de las Artes

La atascada  Ciudad de las Artes
La atascada Ciudad de las Artes

La junta directiva del Instituto Nacional de Cultura (INAC) rechazó una propuesta para que se reconsiderara la decisión de rescindir el contrato con el Consorcio Omega, el cual construyó parte del proyecto Ciudad de las Artes, en el corregimiento de Ancón.

+info

Rediseñan Ciudad de las Artes para alojar entidades

La directora de esta entidad, Janelle Davidson, subrayó que se optó en 2014 por dejar sin efecto el contrato debido a varias anomalías, por lo que el consorcio, conformado por las empresas Omega Engineering, Inc. y Omega Engineering LLC, apeló ante la junta directiva.

En 2014, la entonces directora del INAC, Mariana Núñez, señaló que la recisión del acuerdo fue adoptada por el incumplimiento por parte del contratista en varios puntos, como la “dilatación en los avances de la obra y la suspensión de los trabajos por decisión unilateral”. Igualmente, consideraban que el precio del proyecto [$54 millones] era alto y riesgoso para una entidad como esa.

De hecho, en 2015, al INAC solo le dieron un presupuesto total de $40.7 millones, y este año, $41 millones, es decir, mucho menos del monto por el que se licitó este proyecto.

Ahora, Davidson señaló que evalúan si ejecutan la fianza de cumplimiento o si realizan una nueva licitación para concluir esta obra, por la que se pagaron $17 millones como adelanto, y cuyo avance es del 20%.

Adicional a esto, el INAC recibió para este proyecto la escritura pública No. 54, del 15 de diciembre de 2011, mediante la cual la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos del Ministerio de Economía y Finanzas le traspasaba 12 hectáreas de un terreno en Llanos de Curundú, valorado en $13 millones 878 mil.

No obstante, mientras la entidad cultural decide el futuro de esta polémica obra, la poca estructura que fue levantada se deteriora y está cubierta por la maleza.

DESCARTAN TRASLADO

La propuesta de colocar algunas oficinas del Ministerio de Ambiente y el Ministerio de Educación, en las instalaciones de la denominada Ciudad de las Artes, está descartada.

En enero pasado, la Oficina de Arquitectura del INAC informó que la construcción sería dividida y que de ella el 35% le correspondería a ellos, 45% para oficinas del Ministerio de Ambiente y 20% al Ministerio de Educación.

Sin embargo, la ministra de Ambiente, Mirei Endara, afirmó que eso no prosperará.

Explicó que para continuar con la ejecución del proyecto, lo más probable es que se ejecute la fianza de cumplimiento, y que este método no permite que se pueda cambiar la naturaleza original del contrato, en el que se estipulaba que el recinto artístico sería para uso exclusivo del INAC.

Agregó que las autoridades de cultura le han sustentado la necesidad de contar con todo el espacio para allí ubicar las diferentes escuelas que atienden las disciplinas artísticas.

VECINOS MOLESTOS

En tanto, el urbanista y residente de la comunidad de Llanos de Curundú Gerónimo Espitia manifestó que la edificación de estas instalaciones en el área afectarían a los residentes de la comunidad.

Comentó que desde un principio los vecinos de esa zona han rechazado la obra, porque consideran que se deteriorarían los sistemas de acueductos y alcantarillados del área, los cuales sobrepasan los 50 años de antigüedad.

Espitia indicó que “estamos a favor de que el arte se desarrolle y crezca, pero para eso no se requieren más construcciones”. A la vez, sostuvo que los $54 millones que se han destinado para este proyecto hubiesen sido suficientes para atender las carencias y la deuda que tiene el INAC en cuanto a la atención del Teatro Nacional, los museos del país, la dotación de instrumentos y la adecuación de las instalaciones deficientes que tienen las escuelas en las diferentes disciplinas artísticas.

“La inversión pública debe ser bien planificada, responsable y que responda a necesidades sociales y no a una persona en particular”, concluyó el urbanista.Otros dirigentes del área de Ancón, como Aida Torres, manifiestan que la obra fue inconsulta y ponía en “riesgo” la zona de amortiguamiento del Parque Natural Metropolitano. A raíz de esto, los lugareños protestaron en varias ocasiones contra esta construcción.

Se intentó obtener una versión del Consorcio Omega y de la exdirectora del INAC María Eugenia Herrera, quien fue la que licitó la construcción de la Ciudad de las Artes en 2012, pero al cierre de la edición no hubo respuesta.

 

Edición Impresa