SISTEMA EDUCATIVO DE PANAMá

Educación sexual, sin consenso

Educación sexual, sin consenso
Varias personas acudieron ayer a las conferencias en la Universidad de Panamá sobre el proyecto de ley 61, que busca adoptar políticas públicas de educación integral y las guías de

A pesar de que no se ha fijado una fecha para la discusión en segundo debate del proyecto de ley No. 61 que busca adoptar políticas públicas de educación integral, atención y promoción de la salud, y de que el Ministerio de Educación (Meduca) elabora las guías de sexualidad, ya surgen objeciones.

+info

32 adolescentes se embarazan al día en PanamáPresidente Varela sobre educación sexual en escuelas: el tema 'no se puede eludir'

La situación quedó en evidencia ayer en el auditorio José Dolores Moscote de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, donde se ofreció un ciclo de conferencias en el que se abordaron ambas propuestas, desde el punto de vista de quienes las critican.

Roderick Burgos, de la Fundación Visión, explicó que no se oponen al proyecto, sino que tienen algunas objeciones al mismo, porque el proyecto de ley No. 61 “obliga a un modelo único de educación” en toda la nación, lo que a su juicio quita la potestad a los padres para enseñar a sus hijos sobre el tema, basados en “principios y valores”.

Agregó que el modelo de educación integral en sexualidad (EIS) es “una franquicia internacional impulsada por la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, por sus siglas en inglés)”, y con la que no están de acuerdo porque impulsa el abordaje de temas como género, salud sexual y reproductiva, ciudadanía sexual, placer, violencia, diversidad y relaciones.

Con base en los lineamientos de la IPPF es que el Meduca está elaborando las guías de educación, dijo. “Nosotros no nos oponemos a una educación sexual basada en valores, afectividad y acorde a la edad del niño”, sostuvo.

En tanto, Ana Melissa Españó, miembro de la Alianza Panameña por la Vida y Familia, señaló que aspiran a una educación en la que “los padres sean los educadores de sus hijos”.

También propuso que en los colegios el tema se aborde desde un aspecto “antropológico, en el que se refuerce el autocontrol, respeto mutuo, la responsabilidad y las práctica de las virtudes”.

En vista de que el evento organizado por la Fundación Admírate era abierto a todo público, se presentaron representantes de organizaciones que respaldan las iniciativas, quienes pancartas en mano solicitaban la aprobación del proyecto de ley No. 61, mientras que los expositores hacían sus explicaciones y refutaban todos los señalamientos.

Rubiela Sánchez, miembro de la Coalición Panameña por la Educación Integral en Sexualidad, apuntó que ambos instrumentos sobre los cuales se han generado debates han sido ampliamente discutidos y mejorados, y requieren que sean aprobados.

De hecho, hizo referencia a estadísticas proporcionadas por el Ministerio de Salud (Minsa) en las que se apuntan que de los 14 mil 521 infectados con VIH que existen en el país, mil 544 son jóvenes de entre 10 y 24 años. Eso representa el 10.6%.

Además, el último informe del Minsa respecto a jóvenes embarazadas precisa que durante los primeros cinco meses de este año se han reportado 4 mil 880 jóvenes de entre 10 y 19 años de edad en estado de gravidez, unas 557 más que las reportadas durante el mismo período de 2014.

Frente a este panorama, Jaime Melgar, miembro del Frente Amplio por la Democracia, manifestó que “es necesaria la implementación de una ley que rija la educación sexual en el país, porque esto da el conocimiento necesario a las personas para prevenir las enfermedades de transmisión sexual y reducir los embarazos”, entre otros beneficios, que no especificó.

Por otro lado, la última evaluación realizada por la Coalición Mesoamericana para medir los resultados de la “Declaración Ministerial” firmada por Panamá en 2008, en la que se compromete a “Prevenir con educación”, no fueron positivos.

El Meduca no logró cumplir con la meta de reducir en 2015 que un 75% de escuelas bajo su jurisdicción institucionalicen la educación integral en sexualidad, toda vez que solo logró un 25%.

Desde el Meduca se informó que se trabaja en alcanzar esa meta, con el consenso de todas las partes.

Educación sexual, sin consenso
Varias personas acudieron ayer a las conferencias en la Universidad de Panamá sobre el proyecto de ley 61, que busca adoptar políticas públicas de educación integral y las guías de

Obispos, interesados en leyes

El presidente de la Asamblea Nacional, Rubén De León, se reunió ayer con el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, para tratar diversos temas de interés nacional, incluyendo el proyecto de ley 61 por el cual se adoptan políticas públicas de educación integral y promoción de la salud.

La reunión, según De León, se dio atendiendo una invitación de la Conferencia Episcopal, que aglutina a todos los obispos de Panamá.
Previo al encuentro, que se efectuó en la sede de la Conferencia Episcopal, el arzobispo Ulloa fue parco y dijo que no acostumbra a informar sobre los temas que trata con las diversas autoridades. El presidente del Legislativo expresó que conversaron sobre puntos generales, incluyendo el proyecto 61 y la visión de la Asamblea Nacional.

Al ser cuestionado en torno a la posición del presidente de la República, Juan Carlos Varela, de que el debate del proyecto de ley 61 no se puede eludir, De León manifestó que los 71 diputados de la Asamblea tomarán en su momento una decisión después que se conformen las comisiones de trabajo permanente.

Edición Impresa