PH PLAZA INDEPENDENCIA

Corte Suprema insta a la Alcaldía de Panamá cumplir suspensión

Corte Suprema insta a la Alcaldía de Panamá cumplir suspensión
Corte Suprema insta a la Alcaldía de Panamá cumplir suspensión

La Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó a la Dirección de Obras y Construcciones de la Alcaldía de Panamá acatar la decisión emitida por esa instancia en 2009, que ordenó suspender el permiso de construcción del PH Plaza Independencia, en San Felipe.

Los problemas legales del PH Plaza Independencia datan precisamente del año 2009, cuando la Sala Tercera ordenó la paralización de las obras hasta resolver una demanda presentada por la Fundación Calicanto, la cual denunció que el proyecto estaba amparado en un permiso de construcción sin vigencia.

En aquel momento, los magistrados advirtieron “aparentes daños al valor histórico del inmueble, así como la aparente lesión al orden jurídico en la tramitación de permisos”.

Pese a la existencia de este reclamo en la Corte, el proyecto logró que le otorgaran nuevos permisos a su favor. Así, en 2010, la Dirección de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura emitió una resolución para aprobar los planos, y en marzo de 2011 la Dirección de Obras y Construcciones Municipales –en ese entonces a cargo del hoy viceministro de Ordenamiento Territorial, Juan Manuel Vásquez– expidió un nuevo permiso de construcción.

No obstante, este nuevo fallo, con fecha del 4 de agosto de 2015, usa como sustento el artículo 54 de la Ley 135 de 1943, que dice: “ningún acto administrativo revocado por el tribunal podrá ser reproducido por la corporación o funcionario que lo dictó si se conserva la misma esencia de las disposiciones revocadas”.

Una vez dicho eso, los magistrados de la Sala Tercera consideraron que a la Dirección de Obras y Construcciones le estaba “vedado” emitir otros permisos de construcción para esa edificación, luego de que el de 2009 fuera suspendido.

Uno de los aspectos que tomaron en cuenta los juristas al momento de emitir su decisión es que, así como esta, la obra implica graves riesgos y perjuicios de difícil reparación y, a la vez, mencionan que no puede obviarse el valor que mantiene el sitio en donde se desarrollará el proyecto, que debe ser preservado por su riqueza histórica reconocida mundialmente.

LOS ACTORES

Esta querella de desacato contra la Dirección de Obras y Construcciones fue presentada por la Fundación Calicanto, la cual impulsa la conservación del patrimonio en el Casco Antiguo.

Ramón Ricardo Arias, en representación de la Fundación, señaló que la Dirección de Obras y Construcciones entró en desacato al otorgar nuevos permisos y ahora, tras este fallo de la Sala Tercera, debe mantener la suspensión del proyecto.

Arias señaló que desde hace años vienen exigiendo se cumplan con las normas de restauración en esa zona histórica y en este caso la Sala Tercera se basó en lo que establecen las normas. “Ese inmueble tiene serios defectos que deben ser corregidos. Por ejemplo, tiene pisos adicionales que deben ser demolidos conforme a las normas”, puntualizó.

Mientras que el director de Obras y Construcciones del Municipio de Panamá, Gonzalo Barrios, señaló que están a la espera de ser notificados para cumplir con lo ordenado por la Sala Tercera. “Debemos evaluar lo planteado por esa instancia”, agregó Barrios.

Por su parte, el subdirector de la Oficina del Casco Antiguo, Fernando Díaz, indicó que tras este fallo no se podrán desarrollar más obras allí y aseguró que están en constante comunicación con la Alcaldía, evaluando lo que sucede en los inmuebles de esa zona histórica.

Díaz reconoció que es inquietante la condición estructural de ese proyecto. Incluso, subrayó que parte de su fachada frontal se desplomó el año pasado durante los trabajos de construcción.

Parte de las deficiencias de las que habla el funcionario están plasmadas en un informe elaborado por la Universidad Tecnológica de Panamá sobre el edificio.De hecho, el documento, confeccionado por el Laboratorio de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas de esa casa de estudio, precisa que de 135 vigas para cargas, hay 48 que presentan deficiencias.

“El edificio no cuenta con un sistema especial de cargas laterales. El muro de concreto del cajón del elevador no actúa en la resistencia lateral de la estructura”, indica el informe técnico.

En conclusión, los técnicos del centro de enseñanza superior indican que “es necesario someter la estructura a una rehabilitación que garantice la integridad de los materiales y los elementos que la conforman”.

OPINIÓN LEGAL

Sobre este tema, el exmagistrado Adán Arnulfo Arjona, quien estuvo relacionado con el fallo que suspendió el permiso de construcción en 2009, dijo que la decisión le parece “adecuada” en la medida en que trata de preservar la eficacia del poder cautelar de la justicia contencioso administrativa ante actuaciones que pueden poner en peligro el patrimonio histórico de la nación.

No obstante, explicó que tratándose de una querella de desacato, que fue considerada como “probada”, se debió imponer a la autoridad respectiva –Alcaldía de Panamá– la sanción correspondiente. En este caso, generalmente se trata de sanciones pecuniarias, precisó.

Otro de los personajes que conoce detalles de lo ocurrido es el exdirector de Obras y Construcciones y ahora viceministro de Ordenamiento Territorial, Juan Manuel Vásquez, debido a que aprobó el permiso de construcción de 2011.

De acuerdo con Vásquez, cuando se suspendió el permiso de 2009 los propietarios de la obra hicieron gestiones para la obtención de un nuevo aval. “Ellos iniciaron un proceso completamente nuevo y consiguieron una nueva resolución de Patrimonio Histórico y por tal motivo se dio un nuevo permiso”, argumentó.Según Vásquez, en aquel momento consultaron con el equipo legal de la entidad y consideraron que el nuevo trámite era viable. Aunque aclaró que no ha tenido acceso al actual fallo.

VENDEN APARTAMENTOS

En la estructura histórica hay letreros y pancartas que hacen el anuncio de venta para aquellos interesados en adquirir una propiedad en esa zona, que forma parte del Conjunto Monumental Casco Antiguo-Panamá Viejo.

Sin embargo, la puesta en venta de los inmuebles no ha caído bien entre los antiguos compradores, quienes desde 2007 abonaron a los responsables de la construcción casi un millón de dólares y ahora solicitan les devuelvan su dinero, pues llevan años esperando.

Karim Hassan, representante de los antiguos compradores del PH Plaza Independencia, señala que es “increíble” que se engañara a antiguos compradores y se quiere ahora vender esos mismos apartamentos.

Este grupo ha presentado recursos legales y civiles contra los promotores que están en tramite y en espera de sentencia.

Se intentó contactar al propietario del edificio, Rodney Zelenka, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta sobre el tema.

Edición Impresa