Director de Epidemiología reitera que hay que seguir con medidas de bioseguridad; apenas se ha vacunado el 6.4% de la población

Director de Epidemiología reitera que hay que seguir con medidas de bioseguridad; apenas se ha vacunado el 6.4% de la población
El proceso de vacunación empezó el pasado 20 de enero. LP/Archivo

El director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, Leonardo Labrador, resaltó que pese a que Panamá está entre los países que lleva un buen ritmo en el proceso de vacunación contra el coronavirus, la población no se puede descuidar con las medidas de bioseguridad.

Labrador explicó que se debe continuar con el distanciamiento físico, el uso de mascarillas y careta facial, porque apenas se ha vacunado al 6% de la población.

“Tendríamos que esperar una suficiente cantidad de personas vacunadas, probablemente más allá de un 50% para poder decir: vamos a ver qué hacemos para protegernos colectivamente y recordar que la inmunidad de rebaño se da con el 70% u 80%, que el virus empieza a perder fuerza a la transmisión”, afirmó Labrador en declaraciones a TVN.

Ayer el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre informó que desde el pasado 20 de enero a la fecha han aplicado 266,298 dosis (6.24% de la población).

En este momento, la jornada de vacunación está centrada en la aplicación de la segunda dosis del personal de salud no priorizado, miembros de estamentos de seguridad y personas con discapacidad mayores de 16 años.

El Minsa también puso en marcha la vacunación de los adultos mayores de 60 años en los circuitos 8-6 (San Miguelito) y 8-8 (Panamá). De acuerdo con el cronograma, esta segunda fase se reanudará en el mes de abril en el circuito 8-10 (Panamá).

Sobre la disminución de casos que se han registrado en las últimas semanas, Labrador dijo que la aplicación de la cuarentena sobre todo en las provincias de Panamá y Panamá Oeste fue clave para contener el avance del virus.

Además, destacó que a pesar que se levantaron las restricciones de movilidad a finales de enero y las personas empezaron a salir para participar en actividades recreativas los fines de semana, han respetado mucho lo de la burbuja familiar, y el uso de las mascarillas.

Edición Impresa