VISITA A PANAMá

Un papa que cita a Simón Bolívar, Ricardo Miró y Óscar Arnulfo Romero

Un papa que cita a Simón Bolívar, Ricardo Miró y Óscar Arnulfo Romero
El papa Francisco conversó con los diplomáticos, con las autoridades panameñas y los obispos centroamerican


En sus primeras dos comparecencias públicas, el papa Francisco citó en sus discursos a  un libertador americano, un poeta de referencia en Panamá, un sacerdote-mártir centroamericano y un filósofo griego.

Tras agradecer al país por "abrir las puertas de su casa" para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), Jorge Mario Bergoglio recordó el sueño de Simón Bolívar (1783-1830) por unificar "la patria grande" y el papel de Panamá en esa misión.

Parafraseó a Bolívar, ya citado por el presidente Juan Carlos Varela, con la célebre frase de la Carta de Jamaica de 1815 que  dice: "Si el mundo hubiese de elegir su capital, el istmo de Panamá sería señalado para este augusto destino, colocado, como está, en el centro del globo, viendo por una parte el Asia, y por la otra el África y la Europa".

También hizo suyas algunas líneas del poema Patria de mis amores, de Ricardo Miró (1883-1940), que al cantarle a su terruño, decía: "Porque, viéndote, Patria, se dijera, que te formó la voluntad divina para que bajo el sol que te ilumina se uniera en ti la Humanidad entera".

Luego, frente a los obispos centroamericanos, el papa citó al arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero (1917-1980), asesinado mientras oficiaba una misa. Se refirió a la homiliía pronunciada por Romero el 1 de octubre de 1978 que se refiere al papel de la Iglesia.

"Queridos hermanos, esta es la gloria de la Iglesia: llevar en sus entrañas toda la kénosis de Cristo. Y por eso tiene que ser humilde y pobre. Y una Iglesia altanera, una Iglesia apoyada en los poderes de la tierra, una Iglesia sin kénosis, una Iglesia llena de orgullo, una Iglesia autosuficiente, no es la Iglesia de la kénosis de san Pablo".

*Nota del autor: en teología cristiana, la kénosis es el vaciamiento de la propia voluntad para ser más receptivo a la voluntad de Dios.

 

Entre sus citas de la mañana también destacó una frase atribuida al filósofo griego Sócrates, nacido antes de Cristo, que reza así: "Dios me puso sobre la ciudad como un tábano sobre un noble caballo, para picarlo y tenerlo despierto".

Y ese ha sido el mensaje central a los jóvenes reunidos en Panamá: hagan líos, sean como el tábano; luchen por cambiar el mundo.