Renuncian todos los representantes de la Universidad de Panamá al Consejo Interinstitucional de Certificación

Renuncian todos los representantes de la Universidad de Panamá al Consejo Interinstitucional de Certificación
Lili Espino, presidenta del Colegio Médico de Panamá. Foto Isaac Ortega

Los tres representantes de la Universidad de Panamá ante el Consejo Interinstitucional de Certificación Básica en Medicina (CICBM) presentaron su renuncia.

Así lo reveló la mañana de este viernes 12 de marzo Lili Espino, presidenta del Colegio Médico de Panamá, en la Asamblea Nacional, tras participar en una reunión de la subcomisión de Salud que analiza el proyecto de ley No. 525, sobre la certificación médica.

La subcomisión de Salud es presidida por el diputado Mariano López y citó a diferentes gremios para hablar sobre el proyecto de ley No. 525, que modifica la Ley No. 43 de 2004, que crea el régimen de certificación y recertificación de los profesionales de la salud.

Espino expresó que ignoraba los motivos de la renuncia de los integrantes del CICBM, pero recordó que ha existido mucha presión luego que aprobaran la baja en el puntaje de la certificación médica.

El CICBM está conformado por la Universidad de Panamá (presidencia, secretaría y tesorería), Colegio Médico de Panamá (vocal), Caja de Seguro Social (vocal), Ministerio de Salud (vocal) y un representante de las universidades privadas (vocal).

Espino hizo la anterior revelación cuando se le preguntó sobre la renuncia de Américo Lombardo en ese momento dijo que todos los representantes de la Facultad de Medicina habían renunciado.

Lombardo y otros dos médicos representaban a la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá en el consejo.

Espino indicó que el Colegio Médico de Panamá, que representa a las asociaciones de médicos especialistas del país, fue a la Asamblea Nacional porque el proyecto de ley No. 525 plantea que el examen de certificación debe realizarse dos años después de finalizado el internado.

La presidenta del Colegio Médico de Panamá enfatizó que ellos se oponen a esa modificación e insistió que debe quedarse tal como esta en la ley actual.

El pasado 9 de marzo el presidente Laurentino Cortizo dio por hecho que la polémica Resolución No. 1 de 3 de marzo de 2021, que rebaja el puntaje requerido para la certificación de los graduados de medicina como requisito para entrar al internado, será derogada.

Al igual, el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, declaró que le pediría a los miembros del CICBM que derogaran la resolución.

Además las asociaciones médicas de Panamá reiteraron su rechazo a las modificaciones al examen de certificación médica establecido en la Resolución No. 1 de 3 de marzo.

En la reunión de la subcomisión el diputado Crispiano Adames declaró que él habló ayer con Cortizo y le dijo que ellos no querían eliminar el examen de certificación, sino fortalecerlo.



Edición Impresa