Pty Covid Free

Tocumen defiende concesión a laboratorios, pero el Minsa debe verificar si sus pruebas ‘cumplen’ los requisitos

Tocumen defiende concesión a laboratorios, pero el Minsa debe verificar si sus pruebas ‘cumplen’ los requisitos
Aeropuerto Internacional de Tocumen. Archivo

El Aeropuerto Internacional de Tocumen, S.A. (Aitsa) informó en un comunicado cuáles son las seis sociedades que integran el consorcio Pty Covid Free, que tiene la concesión temporal para realizar las pruebas de hisopado PCR o antígeno Covid-19 negativo, a los pasajeros que estén obligados a hacerse la prueba por no contar con una para entrar al país.

Ni una de las seis sociedades está en el listado del Instituto Gorgas, de los 31 laboratorios -públicos y privados- reconocidos como “miembros de la red de laboratorios Covid-19” para el procesamiento de muestras para el diagnóstico molecular de SARS CoV-2. Pero el Gorgas informó poco antes que ese listado corresponde a laboratorios que realizan pruebas PCR; los que practican test serológicos y de antígeno no requieren aval.

De acuerdo con el comunicado de Aitsa, los seis miembros del consorcio Pty Covid Free son Jers Medical Panama, Inc., Phoenix Farmacéutica Panamá, VMA Laboratorios, S.A., HMG Investment Corp., Minimed Corp. y Ayac Laboratorios, S.A.

Antes de que el aeropuerto publicara oficialmente este lunes los nombres de esas empresas, La Prensa había solicitado -desde octubre pasado- esta misma información a la empresa estatal.

El pasado 13 de octubre, La Prensa preguntó al aeropuerto cuáles eran los laboratorios que estaban realizando las pruebas en esa terminal aérea. También que proporcionara copias de sus contratos. La respuesta llegó ocho días después, el 21 de octubre. Indicó que había contratado laboratorios “de gran trayectoria y prestigio nacional”, como Clinilab Panamá, Medimed [sic] y Lasso. En ningún momento, Tocumen indicó a La Prensa que existían otros laboratorios o un consorcio de empresas prestando el servicio.

En cuanto a las copias del contrato solicitado a Tocumen, al amparo de la Ley de Transparencia, el aeropuerto dijo que estos eran de carácter “confidencial”.

Tras la insistencia de este medio, y debido a que los pasajeros entrevistados reportaron que tenían que pagar los 50 dólares de la prueba Covid-19 a Jers Medical Panama, el aeropuerto admitió el 27 de noviembre pasado que esa empresa era uno de los “4 laboratorios” que operaba en esa terminal.

Eso, después de que el presidente de Jers Medical, Darío Martínez, confirmó a este medio -en noviembre pasado- que su empresa era parte del consorcio Pty Covid Free, con una concesión directa en esa terminal aérea, y de reveló nombres de las otras empresas que conforman el consorcio.

Aitsa finalmente hizo pública este lunes la información, y después de que una investigación de La Prensa revelara que en el aeropuerto operaban laboratorios que han sido criticados por los viajeros que se han sometido a sus pruebas y que han resultado en “falsos positivos”, y de una posible contaminación cruzada de pruebas.

Desde noviembre pasado, La Prensa ha insistido también ante el Ministerio de Salud (Minsa) para obtener información sobre los laboratorios que operan en la terminal, que se aplican a todos los pasajeros que llegan al país sin el requisito de la prueba con resultado negativo, como está ordenado en el Decreto 1089 del Minsa, del 23 de septiembre de 2020. Sin embargo, el Minsa ha ignorado todos los correos y mensajes de este medio.

El pasado 12 de octubre, la terminal reactivó sus vuelos internacionales, que estaban suspendidos desde marzo, por la pandemia del coronavirus.

“Debido al corto tiempo entre la emisión de dicho decreto y la fecha donde se obliga a realizar las pruebas, nos vimos en la necesidad de otorgar en concesión temporal el servicio para realizar pruebas Covid-19″, señala el comunicado del aeropuerto.

Los pasajeros -extranjeros, nacionales y residentes- que resulten positivo en las pruebas practicadas por algún laboratorio miembro de Pty Covid Free, son enviados a un hotel hospital y obligados a permanecer ahí por hasta siete días.

La Prensa consultó a varios pasajeros que dieron positivo en la prueba aplicada a su llegada a Tocumen. Todos se quejaron del “hacinamiento”, pues tuvieron que hacer largas filas en espacios reducidos, sin guardar el debido distanciamiento. Tras el pago de la prueba, debían esperar los resultados de esta en otro espacio reducido.

En el comunicado emitido este lunes, Tocumen señala que corresponde a las autoridades de Salud “determinar si las pruebas presentada por los pasajeros que ingresan al país, cumplen o no con los requisitos exigidos por nuestro país. Es el pasajero el que finalmente elige dónde se realizará la prueba, si el aeropuerto de Tocumen o en el país de origen, cumpliendo con los criterios y tiempo establecido por las autoridades sanitarias”.

Lea este martes 22 de diciembre de 2020 la nota Los hilos conductores de una contratación directa

Edición Impresa