Tripulante, panameña, embarazada y aislada

Tripulante, panameña, embarazada y aislada
La compañía de cruceros donde labora Theoni se ha encargado de repatriar a casi 20 mil tripulantes de 70 nacionalidades. Theoni está actualmente a bordo de un barco que la llevará de regreso a Panamá. Revista Ellas

Ella estaba al otro lado del teléfono, en un cuarto del barco donde labora. La conexión de internet interrumpía sus palabras y retrasaba por casi 10 segundos su respuesta, pero me permitía verla y conocerla a través de una videollamada por Whatsapp: tenía el cabello recogido, estaba serena, tranquila.

Theoni Pineda tiene 13 años trabajando en Royal Caribbean. Es asistente administrativa de hotelería en el crucero.

El 3 de febrero celebró ahí su cumpleaños número 41. La crisis del coronavirus llegó un mes después y al mes siguiente, en abril, recibió una noticia inesperada. Estaba embarazada.

Un vuelo para llegar a casa

Comunicó su estado a recursos humanos y le informaron que usualmente cuando una tripulante se entera que está embarazada, le permiten estar a bordo hasta las 24 semanas.

En situación regular, la compañía la refiere a un ginecólogo en uno de los puertos destinos, pero en el caso de Theoni, con un embarazo de alto riesgo y por la situación del Covid-19, no ha podido ser atendida por uno. Han preferido mantenerla dentro de la embarcación y evitar exponerla.

“Estuvieron buscando alternativas de vuelo charters, vuelos humanitarios, pero no consiguieron respuesta”, cuenta.

A finales de abril, ella se comunicó con el consulado de Panamá en Miami para saber si había posibilidad de conseguir un vuelo hacia Panamá.

“Me dijeron que me iban a poner en una lista porque había un grupo de panameños en Estados Unidos que estaban varados. No obtuve más respuesta”.

Con la pandemia, la compañía de cruceros ha tenido que repatriar a casi 20 mil empleados de 70 nacionalidades.

Cada nacionalidad tiene sus requisitos para que sus ciudadanos puedan volver a su país. Cuando el crucero llegó a Estados Unidos, no dejaron salir a los tripulantes; solo aquellos que eran ciudadanos americanos.

Al momento de esta entrevista la embarcación, donde labora Theoni, estaba anclada cerca de una isla privada de la compañía, próxima a Las Bahamas.

A bordo habían siete panameños. “Hay uno que está en la misma oficina que yo y hablamos a diario. Estamos esperando poder llegar a casa y yo más, para hacer mis exámenes y saber que el bebe está bien”.

LEA más en Ellas.pa

Edición Impresa