Funcionarios del Laboratorio de Trasplante protestan hoy para pedir pagos de turnos

Funcionarios del Laboratorio de Trasplante protestan hoy para pedir pagos de turnos
Funcionarios del Laboratorio de Trasplante protestan hoy para pedir pagos de turnos

Los funcionarios del Laboratorio Nacional de Trasplante, ubicado en el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid, regresarán hoy a las calles para exigir que se derogue el decreto número 1112 del pasado 6 de julio de 2012, el cual les impide cobrar los turnos que realizan cuando se presenta un posible donante cadavérico. 

El decreto, surgido de una huelga médica, autoriza solo a los médicos especialistas y subespecialistas a cobrar estos emolumentos, es decir deja por fuera el resto del personal que labora en el Laboratorio, que funciona desde la década de 1970, antes de que en Panamá se hicieran trasplantes de órganos.

Un alcance de la Contraloría General de la República, basado en este decreto, está obligando a los seis tecnólogos médicos del laboratorio a devolver entre 8 mil y $16 mil que cobraron por efectuar “turnos de disponibilidad” por espacio de siete meses entre 2013 y 2014. 

El director del Laboratorio Nacional de Trasplante, Alejandro Vernaza, explicó que en este momento la medida afecta a los seis funcionarios de la institución, pero alcanzará al resto de los funcionarios del Laboratorio que realizan estos turnos.

La decisión de la Contraloría General de la República trajo consigo que el laboratorio suspendiera los trasplantes de órganos, en la modalidad de donantes fallecidos, una decisión que afecta a 180 pacientes de la lista de espera para recibir un órgano.

Alexander Pineda, presidente de la Asociación Nacional de Pacientes con Insuficiencia Renal Crónica y Familiares, quien además forma parte de la lista de espera para un trasplante de órgano, explicó que esta situación está “matando” la esperanza de tener una mejor calidad de vida.

Pineda indicó que un paciente de insuficiencia renal que utiliza un riñón artificial, siempre mantiene viva la ilusión de que se presente un donador que lo aleje de la máquina de hemodiálisis.

El Programa de Trasplante Renal, con operaciones en el país, funciona desde 1990 con donantes vivos, y desde 1998 con donantes fallecidos. 

Hasta el pasado mes de noviembre el programa realizó  669 trasplantes, de los cuales 239 son de pacientes vivos, 407 de donantes cadavéricos en riñones. Además se hicieron  23 trasplantes hepáticos.

El director del Laboratorio Nacional de Trasplante, Vernaza indicó que seguirán en la protesta hasta que no reciban una respuesta satisfactoria de las autoridades de Salud. Tampoco descartó la paralización total del servicio que brindan.  

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL