Propina a la japonesa: dejar un origami en la mesa

Yuki Tatsumi era camarero en una taberna japonesa, y recibió una pieza de origami como propina. Así comenzó a recolectar las figuras que los clientes creaban con el papel en el que se sirven los palillos, y hoy ya tiene unas 15 mil.

Edición Impresa