CAFÉ CON LA PRENSA

El 20% de los pacientes con Covid-19 desarrollan síntomas graves; la obesidad y el tabaco son factor de riesgo

El 20% de los pacientes con Covid-19 desarrollan síntomas graves; la obesidad y el tabaco son factor de riesgo
Hammershlag también enfatizó que estudios recientes indican que también están en riesgo elevado las personas obesas.

Aproximadamente el 20% de los pacientes de la enfermedad Covid-19 desarrollan síntomas severos.

Así lo dijo el especialista en medicina interna y cardiólogo Jorge Motta en el Café con La Prensa titulado “La otra cara del Covid-19”, en la que también participó el neumólogo Bruno Hammerschlag.

“80% de los casos provienen el 20% de los infectados... Esto ilustra claramente por qué debemos evitar espacios cerrados con mucha gente”, señaló Motta.

“Ese es uno de los problemas de la Covid: no tengo síntomas, pero ya estoy desarrollando el virus”, agregó el doctor Hammerschlag.

En Panamá, hasta la noche del 16 de junio, se habían reportado 21 mil 962 personas contagiadas, de las cuales 457 han fallecido. El Rt aumentó en una semana de 1.44 a 1.58, y el índice de letalidad es de aproximadamente 2.5%.

Motta señaló que se aprecia un aumento de casos desde el 26 de mayo pasado. No precisó las causas, pero a partir de esas fechas el Ministerio de Salud (Minsa) aumentó la cantidad de pruebas. También está el hecho de que el bloque 1 del plan de reactivación económica se puso en marcha el 13 de mayo; el bloque 2 se reactivó el 1 de junio pasado.

Hammerschlag indicó que la Covid-19 puede ser una enfermedad “catastrófica” en cualquier persona, pero el riesgo se ha clasificado en tres tipos: elevado, medio y bajo.

En riesgo elevado están las personas mayores de 65 años de edad o con enfermedades pulmonares crónicas, asma, enfermedades cerebrovasculares, hepáticas o renales, así como los fumadores u obesos. En riesgo moderado está la población con edades entre 20 y 64 años, sin ninguna de las comorbilidades, y en riesgo leve, los menores de 20 años de edad, sin comorbilidades, aunque destacó que los jovenes fumadores (de tabaco o cigarrillo electrónico) tienen un riesgo medio. “Esto es algo a lo que no se le ha dado gran relevancia”, apuntó.

“Este es el grupo más interesante: el pelao que tiene 15 años, pero fuma cigarrillos electrónicos. No está en riesgo leve, sino en riesgo moderado”, agregó.


El 20% de los pacientes con Covid-19 desarrollan síntomas graves; la obesidad y el tabaco son factor de riesgo
LA PRENSA

Hammerschlag recordó que cuando la persona se contagia y no desarrolla síntomas, podría convertirse en “contagiador”, como es el caso de los pre-sintomáticos y los asintomáticos.


Hammerschlag recordó que no se sabe por qué hay infectados que no desarrollan síntomas y enfatizó que con este virus se está siempre en una etapa de aprendizaje.

También enfatizó que no se pueden usar las pruebas de detección de anticuerpos, como el llamado pasaporte de inmunidad.

Motta, que fue director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud y de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), manifestó que en esta pandemia se debe prestar mucha atención a aspectos sociales, como la pobreza, el hambre y la ignorancia, antes de implementar medidas de aislamiento o de contención de la pandemia.

“En ausencia de una vacuna hasta el próximo año, el futuro es reducir la transmisión con cuarentena selectiva, diagnosticando, y seguir los contactos. Nos esperan día difíciles”, acotó Motta.

No obstante, recordó que nos encontramos ante un virus que deja secuelas biológicas y económicas, por lo que para hacerle frente se va a necesitar “liderazgo” y “transparencia” de las autoridades, y apoyo de la población.

Hammerschlag subrayó que en el mundo no hay expertos en coronavirus, por lo que hay que tener la suficiente humildad para enmendar estrategias económicas y sanitarias en caso que se requiera.

El especialista resaltó la labor que hasta el momento han desarrollado los médicos y el equipo asesor ante esta pandemia y resaltó la “deuda” que tiene el Gobierno de invertir en investigación y formación científica.

Edición Impresa