Blogoterapia Blogoterapia

29 ene Panamá 2.0: lecciones aprendidas de la JMJ

Temas:

La JMJ llegó a su fin el domingo 27 de enero. La JMJ llegó a su fin el domingo 27 de enero.
La JMJ llegó a su fin el domingo 27 de enero. Gabriel Rodríguez

1. Sí se pudo. Ya no hay excusas para no avocarnos a grandes proyectos que nos involucren a todos por igual. Si todos ganamos, aunque sea alegrías y emociones, todos podemos hacerlo posible.  

2. Los voluntarios son un gigante dormido en Panamá. Unos 18 mil voluntarios, de los cuales cerca del 80% son panameños, hicieron posible la acción humana que desde Chiriquí hasta Darién movilizó, recibió, atendió, alimentó, guió y orientó a los cientos de miles de visitantes. Estos voluntarios tuvieron que poner dinero de su bolsillo y buscar sus propios medios para cumplir estos fines.  

Imaginemos lo que se podrá alcanzar usando esta fuerza para otros propósitos loables, como erradicar el analfabetismo, organizar comunidades para mejorar su estilo y calidad de vida y derrotar a las nefastas bandas delincuenciales.  

3. La JMJ no hubiera sido un éxito sin la logística del transporte público. No imagino a los "diablos rojos" llevando peregrinos de forma segura y eficiente. Las líneas 1 y 2 del Metro movilizaron más de 497 mil personas diarias. Sin embargo, los taxis siguen siendo el eslabón perdido de este sistema. Necesitamos atender este tema, de lo contrario, tarde o temprano nos pasará la factura. 

4. Los pasajes aéreos están estrangulando al turismo. Hablé con miembros de la delegación guatemalteca, quienes me dijeron que su grupo estaría conformado por más de 2 mil peregrinos, pero que un aumento considerable de los pasajes dejó en tierra a la mitad. Tal fue la situación, que los hogares de acogida en Penonomé tuvieron que dividir el tiempo de estadía para permitir que todos los hogares recibieran peregrinos. Algunos peregrinos de Costa Rica prefirieron fletar un barco y venir a Panamá vía marítima; a lo que se sumaron peregrinos de México y Europa, ya que es más barato volar de Costa Rica a México, que hacerlo desde Panamá. No es justo que el Estado, que somos todos, esté haciendo una inversión de más de mil millones de dólares para ampliar el Aeropuerto Internacional de Tocumen y que no haya una verdadera competencia ni compromiso con buenas tarifas.  

5. Cuando el gobierno se organiza y se compromete, las cosas se hacen bien. Ya sea recoger la basura, prevenir el delito, queda claro que el problema de Panamá nunca ha sido la falta de recursos, sino su asignación y utilización de forma ineficiente.  

6. El turismo puede ser la gran actividad económica que levante a todo el país, pero no puede ser el modelo de "Canal y casino", sino un turismo que aproveche y potencie al país, que en verdad somos, alcanzando a todas las provincias y regiones. 

7. La cultura fue la gran ausente de la JMJ. Nadie se enteró que la gran protagonista de la JMJ, la ciudad de Panamá, cumple sus 500 años en 2019, ni que tampoco es la Capital Iberoamericana de la Cultura. No había museos disponibles para los peregrinos, ya que el Museo del Canal en el Casco Antiguo estaba inaccesible por los eventos que se desarrollaban en la cinta costera, lo que afectó también el Biomuseo. Por otro lado, el Museo de Arte Contemporáneo no es tan amistoso para los peatones y mochileros. Por si fuera poco, los peregrinos querían llevar libros y música de Panamá, pero no había oferta. Creo que se acabaron las molas y los sombreros pintaos la primera semana de la JMJ.  

8. El panameño no es xenófobo, lo demostró con creces dándole la bienvenida a personas provenientes de todos los continentes. Los incidentes de xenofobia son usualmente el resultado de manipulación y de estereotipos que exaltan a un pequeño segmento de la población. Más educación y más convivencia son iguales a menos xenofobia.  

9. Los diputados fueron rechazados públicamente. Queda claro que hasta el Vaticano sabe sus travesuras. ¿Alguien dijo #NOALARELECCION?  

10. El Protocolo y Ceremonial del Estado debe profesionalizarse. En materia de protocolo de estos eventos, los oficiales encargados con esta responsabilidad deben ser invisibles y aprender a decir que no. Al menos en tres ocasiones, la seguridad del papa Francisco apartó al protocolo panameño. Por ejemplo, cuando se quiso permitir la cercanía de los diputados a la salida de la iglesia San Francisco de Asís, y otro tanto sucedió a la salida de la Catedral Basílica Santa María la Antigua, e inclusivo a la llegada y a la despedida en el aeropuerto de Tocumen. Los oficiales de protocolo tienen que aprender a decir que “no” a los políticos.  

11. El papa Francisco trajo un mensaje incluyente. En sus homilías abrazó y celebró efusivamente a los representantes de las distintas religiones que se practican en Panamá. El pontífice visitó un centro para menores infractores y una instalación que atiende personas con VIH/SIDA. El discurso discriminatorio contra las Naciones Unidas, despotricando contra Sandra Sandoval y atacando al lobby gay proviene de los curas locales que están sintonizados a otra agenda. Cuidado pierden toda la buena voluntad que recibió la Iglesia católica.

12. Ahora volvemos al país de antes. Ojalá no caigamos en las diatribas de Polo Polo, La Polla, y el proceso electoral. Los tranques son el resultado de falta de cortesía en el manejo, el chateo, la agresividad y el desorden. La ausencia de buenas maneras en las oficinas públicas es una decisión personal, al igual que lo es tirar basura a la calle u otras barbaridades típicas de nuestro diario vivir. El papa sol (San Francisco de Asís, se le decía el "hermano sol") nos trajo una oportunidad de conocer el mejor lado de los panameños, los únicos influencers que pueden cambiar para bien o para mal esta realidad somos nosotros mismos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.