Panamá sería incluida en lista sancionatoria de la Comisión Europea, por fallas en medidas antilavado

Panamá sería incluida en lista sancionatoria de la  Comisión Europea, por fallas en medidas antilavado

La Comisión Europea agregaría a Panamá, Bahamas y Mauricio a su lista de países que presentan riesgos financieros debido a fallas en el combate al lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, de acuerdo con el borrador de un documento al que tuvo acceso la agencia de noticias Reuters.

El documento, que sería divulgado formalmente el próximo jueves 7 de mayo, amplía una lista sancionatoria existente, pero no incluye a Arabia Saudita y territorios de Estados Unidos, que habían sido agregados a una lista anterior, antes de ser archivados tras la presión extranjera.

Los países en la lista "plantean amenazas importantes para el sistema financiero de la Unión Europea”, dice el borrador del documento al que alude Reuters, que aún está sujeto a cambios.

En junio de 2019, Panamá entró de nuevo en la lista gris de Grupo de Acción Financiera (GAFI) por la falta de efectividad en la lucha contra el blanqueo de capitales.

A pesar de los avances logrados en los últimos años en el fortalecimiento del marco legislativo sobre prevención de lavado de dinero, la falta de efectividad en el combate de este delito llevó a Panamá a la lista del organismo, que es ahora la referencia que tomaría la Comisión Europea para la emisión de su próximo listado esta semana.

La Comisión también está por incluir en la lista a Barbados, Botswana, Camboya, Ghana, Jamaica, Mongolia, Myanmar, Nicaragua y Zimbabwe.

El proyecto de decisión lleva la lista actual de 16 a 22 jurisdicciones que serán monitoreadas de cerca, aunque el escrutinio más alto solo se aplicará a partir de octubre, según el documento, un enfoque indulgente que la Comisión dijo se debió a las interrupciones causadas por la actual pandemia de coronavirus.

Los países que ya estaban en la lista son Afganistán, Iraq, Vanuatu, Pakistán, Siria, Yemen, Uganda, Trinidad y Tobago, Irán y Corea del Norte.

Todos, excepto Corea del Norte, se han comprometido a cambiar sus reglas para perseguir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.



Edición Impresa