DISPUTA CON CHINA

Trump defiende su política comercial

Trump defiende su política comercial
Trump defiende su política comercial

El presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, defendió ayer su política de línea dura contra China, al argumentar que los aranceles que impuso están llevando “miles de millones” de Pekín a Washington.

+info

Donald Trump aturde a los mercados mundiales con una nueva ofensiva comercialDonald Trump impone más aranceles a las importaciones chinas

“Las cosas van muy bien con China. Nos están pagando decenas de miles de millones de dólares, lo que ha sido posible por sus devaluaciones monetarias y el bombeo de cantidades ingentes de efectivo para mantener su sistema”, escribió en Twitter.

Trump a menudo argumenta que las tarifas impuestas sobre bienes chinos son pagadas por China, cuando están siendo cubiertas por los intermediarios de las importaciones a EU y en la mayoría de los casos las terminan pagando los consumidores estadounidenses que compran esos productos.

China responde a Estados Unidos

China amenazó con tomar represalias, aunque ya grava 110,000 millones de dólares en importaciones estadounidenses, la práctica totalidad de las importaciones procedentes de Estados Unidos.



Trump también dijo que otros países, temerosos de ser sancionados con impuestos de EU, como China, están clamando por alcanzar acuerdos comerciales con Washington.

“Los países están viniendo a nosotros para negociar acuerdos de comerciales reales [...] No quieren ser blanco de los aranceles de Estados Unidos”, dijo Trump en Twitter, sin decir cuales países están buscando tales acuerdos, en un mensaje en el que también criticó los tratados suscritos por administraciones pasadas.

Trump anunció su intención de imponer en septiembre tarifas arancelarias del 10% a otros 300,000 millones de importaciones chinas. La amenaza sacudió los mercados mundiales.

El anuncio de Trump llegó un día después de una nueva ronda de negociaciones entre EU y China, retomadas con el objetivo de terminar con la disputa que ya dura un año.

El nuevo plan significa que habrá aranceles sobre prácticamente los $660,000 millones de comercio bilateral anual entre las dos economías más grandes del mundo.

Edición Impresa