Productos básicos

Canasta básica de alimentos aumenta 5 dólares en un año

La canasta básica de alimentos en los distritos de Panamá y San Miguelito registró un alza de 1.5% entre octubre de 2018 y el mismo mes del año pasado.

De acuerdo con el último reporte del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la cesta de 59 productos alcanzó los $310.06 en octubre de 2019, un alza de $5 en comparación con el costo ($305.46) reportado en el mismo mes de 2018. Para el resto urbano el alza fue de $2.74.

Evidentemente el presupuesto de alimentos para una familia de cuatro personas es mucho más alto del que suele medir el Estado. En la lista de alimentos que monitorea el MEF, se excluyen los productos de limpieza y aseo personal, que por lo general son más costosos que las verduras, vegetales y frutas.

Las cosas se complican para las familias con un solo ingreso, que además deben afrontar gastos de transporte, salud y vivienda. Según la Contraloría General de la República, los indicadores que impulsan el alza del índice de precios al consumidor (IPC) son la educación, salud y alimentos.

En el comparativo mensual, septiembre y octubre de 2019, la canasta básica familiar de alimentos reportó un incremento de $0.2.

El MEF indica que algunos de los factores que impulsaron un mayor costo en la cesta fueron: menor oferta de alimentos, retiro de promociones en establecimientos comerciales y costos de importación.

Los productos que se encarecieron fueron la yuca, corvina blanca, salchicha, hojuela de maíz y el pan de molde. En el caso contrario, los productos que bajaron de precios fueron el ají dulce o pico de loro, la zanahoria, lechuga americana, papas y el queso amarillo.

Adicionalmente, y como ya lo han denunciado agrupaciones de consumidores y productores, el control de precios sobre 14 productos está generando distorsiones en el mercado y no ayuda a conseguir los resultados que se quieren.

Durante el último semestre de 2019, por ejemplo, los precios de la papa pagados al productor se abarataron por el exceso de oferta a $0.20. Sin embargo, en los supermercados se comercializa en $1.54 por kilogramo y $0.70 la libra, debido al control de precios. Lo que supone que los consumidores no se están beneficiando cuando los productos bajan de precio por la sobreoferta.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL