CRISIS POLÍTICA

Adelanto de elecciones, la carta del chavismo para dividir y presionar

Adelanto de elecciones, la carta del chavismo para dividir y presionar
Adelanto de elecciones, la carta del chavismo para dividir y presionar

La posibilidad de adelantar las elecciones legislativas en Venezuela es la nueva carta del chavismo para intentar debilitar y presionar a la oposición en la mesa de diálogo, ante el fracaso por quitarse de encima las sanciones de Estados Unidos.

+info

Grupo de Lima rechaza adelanto de elecciones parlamentarias en VenezuelaOficialismo evaluará adelanto de elecciones parlamentarias en Venezuela

Diosdado Cabello, jefe de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, designó esta semana una comisión que evaluará convocar esos comicios para comienzos de 2020, un año antes de que termine el período del actual Parlamento.

La maniobra llega después de que Washington impusiera el 5 de agosto severas sanciones al régimen socialista de Nicolás Maduro, que congeló las conversaciones en las que media Noruega, culpando a sus adversarios de auspiciar la presión.

La oposición -liderada por Juan Guaidó, presidente del Parlamento y reconocido como gobernante designado por medio centenar de países- exige que se convoquen elecciones presidenciales, a lo que Maduro se niega públicamente.

“Maduro se levanta de la mesa porque tenía la ilusión de que, a través de la oposición, podía buscar un alivio a las sanciones”, señaló a la AFP el politólogo Luis Salamanca. “Pero no lo logró, más bien le dieron unas sanciones redobladas” y “anularlas no depende de la oposición, sino de quien las emite”, añadió.

Estados Unidos bloqueó los activos de Venezuela en ese país y amenazó con sancionar a empresas que negocien con el régimen, al que tacha de “dictadura”, y venía asfixiando con un embargo petrolero desde abril.

El chavismo aprovecha así el posible llamado a parlamentarias para aumentar su capacidad de negociación. Cualquier convocatoria electoral resulta controversial para una oposición que considera ilegítimo a Maduro y al entramado institucional que lo sostiene.

“Tienes algo más que te protege en esa negociación”, comentó a la AFP Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos.

Cabello, número dos del chavismo y sancionado por Estados Unidos, busca al mismo tiempo un lugar en la mesa de diálogo de Barbados, donde no se siente representado, según Seijas.

“Cuando no estás en una negociación puedes ser objeto de negociación, te pueden negociar”, agrega. Cabello ha planteado un diálogo directo con Washington, que lo señala por narcotráfico, acusación que él niega.

Edición Impresa