CRISIS POLÍTICA

Colombia y Perú compartirán base de datos sobre migrantes

Colombia y Perú compartirán base de datos sobre migrantes
Colombia y Perú compartirán base de datos sobre migrantes

Colombia y Perú anunciaron ayer que compartirán los datos de los cientos de miles de venezolanos que están atendiendo, en un primer paso hacia una política regional frente al flujo migratorio generado por la crisis en Venezuela.

+info

Ecuador adelanta reunión regional sobre migración venezolanaMás de 147 mil venezolanos han emigrado hacia ChileEn Perú los migrantes venezolanos se preparan para regresar a su país

Con esta base común de información, las autoridades buscan evitar que los migrantes reciban los mismos beneficios en ambos países, “quitándole la posibilidad a otros” venezolanos de acceder a planes de atención, dijo Christian Krüger, director de Migración Colombia.

Colombia y Perú asumieron el compromiso tras una primera reunión de países que están enfrentando el éxodo de venezolanos, en la que también participaron como observadores delegados de Brasil y Estados Unidos. Ecuador, en cambio, se excusó de asistir.

“Lo que queremos con este intercambio de información es saber quién optó por los diferentes beneficios en cada país”, subrayó Krüger en conferencia de prensa, al tiempo que invitó a los demás gobiernos implicados a que “se unan a estas iniciativas”.

“Hemos recibido, en lo que va de los últimos tres años, más de 120 mil solicitudes de refugio” de venezolanos.


Néstor Popolizio
Canciller de Perú.

Los dos gobiernos identificaron que un importante número de migrantes están recibiendo permisos temporales de estadía en ambos países, lo que restringe el acceso a más beneficiarios.

En tanto, Eduardo Sevilla, superintendente de migraciones de Perú, indicó “es muy importante que migración Colombia y migración en Perú puedan conocer cuántos de ellos han estado viniendo, optando por los dos distintos procesos, porque ambos son excluyentes”.

Krüger enfatizó en que esta primera medida apunta a garantizar una “migración ordenada y segura”.

“Aquí no estamos estigmatizando a ninguna población, lo que queremos generar es un orden y una seguridad, no solamente para los países receptores de esta migración, sino igualmente para los propios” venezolanos, sostuvo.

Críticas a Maduro

La autoridad colombiana criticó al gobierno de Nicolás Maduro por negarse a reconocer el éxodo que están generando sus medidas de “expulsión”, en medio de la hiperinflación y la escasez de alimentos y medicinas en el país con mayores reservas de petróleo en el mundo.

“Cuando no se reconoce ese fenómeno por parte del país originario es difícil llegar a conclusiones, que lo único que buscan es ayudar a su población (...) que está saliendo por necesidad”, indicó Krüger, tras reconocer la falta de contacto con autoridades migratorias de Venezuela.

Según la Organización de Naciones Unidos, 1.6 millones de venezolanos se han desplazado por la región desde 2015, cuando empezaron a agravarse las consecuencias de la crisis del país.

Colombia ha regularizado temporalmente a 820 mil venezolanos, mientras que Perú ha recibido a más de 400 mil.

Pedido de refugio

Más de 120 mil venezolanos han pedido refugio en Perú, que recibió en días pasados una avalancha de migrantes que huyen de la crisis en el país petrolero, dijo este martes el canciller peruano, Néstor Popolizio.

“Hemos recibido, en lo que va de los últimos tres años, más de 120 mil solicitudes de refugio” de venezolanos, declaró el canciller al canal RPP.

Esta cifra representa una cuarta parte de los venezolanos que han llegado desde 2015 a Perú huyendo de la aguda crisis política y económica en su país, según cifras oficiales peruanas.

Brasil toma medidas

Por su parte, el gobierno federal de Brasil decidió aplicar la Ley de Garantía y del Orden en Roraima, que autoriza la actuación de las Fuerzas Armadas en el estado que lidia con un creciente flujo de inmigrantes venezolanos, dijo el martes el ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann.

La información fue confirmada por el palacio de gobierno de Planalto.

El ministro brasileño agregó que aún no se sabe la cantidad de efectivos que serán dispuestos en Roraima, aunque descartó una intervención federal en el estado, donde también hay preocupación sobre el sistema penitenciario.

Edición Impresa