INVESTIGACIÓN GLOBAL

Islas Vírgenes Británicas multa a Mossack Fonseca

Islas Vírgenes Británicas multa a Mossack Fonseca
Fachada de la oficina en Islas Vírgenes Británicas de Mossack Fonseca. CORTESÍA

La Comisión de Servicios Financieros de Islas Vírgenes Británicas (BVI, por sus siglas en inglés) le impuso el pasado 11 de noviembre una multa de $440 mil dólares al bufete de abogados Mossack Fonseca.

+info

Limitan actividad ‘offshore’ de Mossack Fonseca en las Islas Vírgenes BritánicasMossack Fonseca aclara publicación; pero medio de BVI la confirmaEl mundo ‘offshore’ de Mossack Fonseca, bajo la lupa

La sanción administrativa se deriva de las irregularidades evidenciadas tras la publicación de los documentos de la firma por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) que destaparon el entramado de sociedades creadas para la presunta evasión fiscal y el lavado de dinero.

Según se informa en la página en internet de la Comisión de Servicios Financieros de BVI, Mossack Fonseca contravino las secciones 11, 12, 19(2), 19(4), 19(5), 20, 21(1), 21(2), 31 y 43(2) del Código de Prácticas contra el lavado de dinero y financiación del terrorismo de 2008 y las secciones 43(2)(c), 43(3)(a), 43(3)(c) and 45(1)(a) del Código Regulatorio de 2009.

La administración financiera de BVI sancionó a la filial de la firma panameña tras una investigación que reveló fallas en los controles establecidos por el despacho legal para evitar el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

En la práctica, la regulación jurídica infringida tiene que ver con la falta de evaluación del riesgo en la relación con cada cliente y con la carencia de controles internos para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

En el pasado, Mossack Fonseca había rechazado cualquier fallo tanto de la casa matriz como de sus sucursales establecidas en otros territorios.

El 29 de abril pasado, la Comisión de Servicios Financieros de BVI anunció a Mossack Fonseca que tenía prohibido emprender nuevas actividades fiduciarias; además le asignó a un interventor cuya tarea sería reportar a las autoridades sobre las actividades de la firma. Así mismo, fueron multados por $31 mil 500 al no cumplir con los requerimientos mínimos sobre debida diligencia ni de sistema de seguridad para la información de sus clientes. Entonces la firma explicó que la sanción era producto de una inspección “rutinaria” y que no se le había asignado un “interventor”, sino una “persona calificada” a cargo de reportar a las autoridades.

Según señala The Wall Street Journal, la multa anunciada el 11 de noviembre es la más alta impuesta hasta la fecha por las autoridades de BVI.

El primer ministro de BVI, Daniel Orlando Smith, declaró al diario estadounidense que esta sanción “demuestra con claridad la efectividad del regulador independiente local, la seriedad con la que aborda cualquier brecha de su código y su compromiso para fortalecer el régimen de valoración de riesgos para asegurar que cumple con su objetivo”.

Se intentó conocer la reacción de Mossack Fonseca, pero la firma no atendió los requerimientos de La Prensa.

Edición Impresa