CRISIS POLÍTICA

Ortega quedará ‘enterrado’ políticamente, afirma Leiva

Ortega quedará ‘enterrado’ políticamente, afirma Leiva
Ortega quedará ‘enterrado’ políticamente, afirma Leiva

El activista nicaragüense defensor de los derechos humanos Álvaro Leiva pronosticó que pronto el presidente Daniel Ortega será “enterrado” en la historia política, debido a la represión de su gobierno contra una ola de protestas que ha dejado cientos de muertos en casi seis meses.

+info

Costa Rica concede asilo al activista nicaragüense Alvaro LeivaDefensora ambiental de Nicaragua se refugia en Costa Rica por amenazasNicaragüenses crean unidad opositora contra el gobierno de Daniel Ortega

El secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh) agradeció el asilo otorgado por Costa Rica, lejos de las amenazas de muerte que dice que recibió y cerca de miles de compatriotas que han llegado huyendo de la crisis.

“Ortega va a ser enterrado, él y su partido, para siempre. Es un momento histórico importantísimo. Nicaragua va a enterrar a Ortega definitivamente (...) no estamos muy lejos”, dijo Leiva a Reuters el jueves, un día después de que el presidente costarricense le otorgó el asilo, el primero concedido en 18 años a un nicaragüense.

“Pronto tendremos un movimiento [político] con una línea bien definida que va a hacer sucumbir a Ortega”


Álvaro Leiva
Activista nicaragüense.

“El tiempo no lo podemos calcular, pero sí deben poner mucha atención a Estados Unidos y a la comunidad internacional él y su gobierno”, dijo. “Si él no reflexiona, su gobierno va a quedar aislado. Si no escucha, puede provocar más derramamiento de sangre, más dolor y más luto”.

Desde hace casi seis meses Nicaragua está sumida en una crisis que comenzó con protestas contra una reforma del sistema previsional, pero que pronto se extendió a demandas más amplias, como el cese a la represión, liberación de “presos políticos” y la renuncia de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Los opositores, que realizan protestas a menudo, acusan al mandatario izquierdista de parecerse cada vez más a Anastasio Somoza, el brutal dictador que los sandinistas, con Ortega a la cabeza, derrocaron en 1979.

Ortega y Murillo han negado las acusaciones y sostienen que los opositores son “terroristas” que han asesinado a policías.

El defensor de derechos humanos no sabe cuánto tiempo estará asilado, pero está optimista porque grupos de nicaragüenses se están organizando y gobiernos como el de Estados Unidos están tomando medidas que, dijo, van a “ahogar a Ortega en el mediano plazo”. “El día 17 de abril Ortega se acostó creyendo que estaba todo controlado y el 18 cambió el rumbo del país. Esto indica que Nicaragua es una sociedad impredecible...”.

Edición Impresa