POLÍTICA

Un lunes de silencio en la Asamblea Nacional

Un lunes de silencio en la Asamblea Nacional
Un lunes de silencio en la Asamblea Nacional

Silencio absoluto fue lo que predominó ayer en el Palacio Justo Arosemena, sede de la Asamblea Nacional, un día después de que el reportero Mauricio Valenzuela, de la plataforma digital Claramente, denunciara agresiones por parte de activistas de la presidenta del Legislativo, Yanibel Ábrego.

+info

Equipo de 'Claramente' denuncia que fue agredido por activistas de Yanibel Ábrego

El hecho ocurrió en Cirí de los Sotos, Capira, comunidad perteneciente al circuito 8-2.

Ninguno de los diputados habló del tema. El asunto no fue abordado en el periodo de incidencias, espacio en el que los hombres y mujeres que hacen las leyes del país suelen poner quejas, cuestionar a adversarios, saludar a comunidades y hacer denuncias, muchas veces sin pruebas.

Ayer, por ejemplo, hablaron de la falta de agua potable, cuestionaron a colegios particulares por cobrar una cuota a los estudiantes que llegan temprano a la escuela, entre otros temas.

Tampoco se mencionó en las entrevistas que diputados de distintas bancadas dieron a los periodistas.

Como la mayoría de los lunes, en el Legislativo asistieron pocos. Solo estaban 29 de los 71 diputados que conforman el pleno.

Ábrego, quien presidió la sesión, tampoco habló del asunto. La diputada mandó un comunicado en la noche del pasado domingo, horas después del hecho.

En la nota de prensa, afirmó que lamentaba el incidente ocurrido en la comunidad de Cirí de los Sotos “entre los residentes y personas que se encontraban tomando fotos y videos del evento”. Hizo un llamado a la “tolerancia”.

En ese comunicado también llamó “a propiciar un proceso electoral en armonía, donde el debate de ideas y de propuestas impere en este ejercicio democrático que culminará el próximo 5 de mayo”.

Fuentes legislativas informaron a este medio que, por ahora, la presidenta de la Asamblea seguirá guardando silencio.

Edición Impresa