ANÁLISIS

La soledad y la memoria de una bandera y la reversión del Canal

La soledad y la memoria de una bandera y la reversión del Canal
La soledad y la memoria de una bandera y la reversión del Canal

El 1 de octubre de 1979, el poema de Amelia Denis de Icaza sobre el cerro más famoso de la poesía panameña adquirió otro significado, gracias a que por primera vez en generaciones se izó sobre su cima la bandera panameña.

+info

Presidente Cortizo entrega reconocimiento a negociadores de los tratados Torrijos-Carter

Este logro le correspondió al equipo diplomático que el general Omar Torrijos organizó a partir de la reivindicación panameña sobre el Canal. Vale la pena recordar algunos de estos nombres: Juan Antonio Tack, Aquilino Boyd, Gabriel Lewis Galindo, Diógenes De La Rosa, Nicolás Ardito Barletta, Rómulo Escobar Bethancourt, Adolfo Ahumada y Aristides Royo, entre otros.

El simbolismo de la bandera panameña sobre el cerro Ancón es parte de la continuidad de una historia épica que se inició 21 años antes, cuando dos jóvenes intelectuales -Carlos Arellano Lenox y Ricardo Arturo Ríos, Torres- organizaron la siembra de banderas del 2 de mayo de 1958. La intención era sencilla, afirmar que ese territorio era panameño.

Para la misma época, otro joven, el economista chileno Osvaldo Sunkel, vino a Panamá. Sunkel trabajaba para la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), un organismo especializado de Naciones Unidas, para desarrollar estudios económicos en Latinoamérica y el Caribe. En colaboración con la Contraloría General de la República, Sunkel hizo algo bastante heterodoxo: calcular la economía panameña, incluyendo a la Zona del Canal, como parte del mercado de bienes y servicios del istmo. Incluso, en un mapa ilustrativo, colocó la bandera panameña sobre la Zona del Canal. El escándalo fue mayúsculo, ya que Estados Unidos protestó por ese ejercicio estadístico, que se convertiría en realidad en 1979.

Hubo otra siembra de banderas, esta vez en noviembre de 1959. La reacción de la policía canalera no fue tan pacífica como la anterior, y el resultado fue una crisis diplomática que terminó costándole el cargo al entonces canciller Aquilino Boyd, quien encabezó dicha siembra.

Toda siembra trae su cosecha. En apenas unos años, los panameños habían convencido al gobierno de Estados Unidos de permitir que la bandera panameña se izara dentro de la Zona del Canal.

El acuerdo de 1963 entre los presidentes Roberto F. Chiari, de Panamá, y John F. Kennedy, de Estados Unidos, reconocía que la bandera panameña se debía izar en 17 sitios dentro de la Zona del Canal, a partir de enero de 1964. Uno de estos lugares, era la escuela secundaria de Balboa.

Kennedy fue asesinado el 22 de noviembre de 1963. Todavía hoy existen sectores en Estados Unidos que lo consideran un “traidor” o incluso “un simpatizante del comunismo”. El incumplimiento en la escuela secundaria de Balboa del compromiso del presidente Kennedy devino en los incidentes del 9 y 10 de enero de 1964, en los cuales murieron 21 panameños y otros 500 fueron heridos. Eso fue lo que abrió las puertas a una nueva negociación canalera y volvió a poner a la bandera panameña en el cerro Ancón.

Edición Impresa