DECRETAN RECESO EN AUDIENCIA

Contradicciones en juicio de feminicidio de la profesora Diosila Martínez

Contradicciones en juicio de feminicidio de la profesora Diosila Martínez
El juicio se realiza en el Sistema Penal Acusatorio de David, Chiriquí.

Las contradicciones entre los testigos presentado por la defensa del docente Roberto Moreno Grajales fue la tónica este viernes, al cumplirse el quinto día de audiencia del juicio oral para esclarecer la muerte de la educadora chiricana Diosila Martínez Villarreal.

+info

Hermano de profesora Diosila Martínez, asesinada en Chiriquí, pide justiciaRealizan audiencia por el homicidio de la profesora Diosila Martínez

En su relato, Marixenia Martínez, esposa de Moreno Grajales, aseguró que ella quemó un colchón viejo y una ropa en el patio de su residencia, mientras el tío del acusado, Javier Grajales, dijo que la  acción la hizo un indígena que trabajaba con ellos cuando realizaba labores de limpieza en la casa que habitaría.

La Fiscalía presume que la ropa que Moreno Grajales usaba el día que Martínez Villarreal desapareció fue quemada con el colchón en la casa del educador chiricano. El pantalón jean y suéter celeste que vestía nunca han sido encontrados.

El fiscal de Homicidios y Feminicidios, Humberto Rodríguez, señaló que mientras se evacúan las pruebas testimoniales de la defensa se ha podido confirmar quién es el responsable de la muerte violenta de la educadora. "Han sido evidentes las contradicciones entre los familiares del acusado", expresó Rodríguez.

El Tribunal de Juicio Oral de Chiriquí lo presiden las juezas María de los Ángeles De Gracia, René Shawer y Carmen Batista, quienes decretaron un receso de la audiencia, por lo que esta se reanudará el próximo lunes en horas de la mañana. El juicio se inició el 18 de junio. 

La Fiscalía de Homicidios evacuó los testimonios de 30 personas, incluidos peritos, y presentó 18 pruebas documentales.

Mientras que el abogado defensor, Jorge Micolta, ha presentado los testimonios de 11 personas entre testigos y peritos. El lunes subirán al estrado tres testigos más, entre ellos la madre del docente acusado del crimen de Martínez Villarreal, hecho suscitado el 11 de noviembre de 2016.

Videos tomado por una cámara de videovigilancia cercana a la vivienda de la educadora muestran a Martínez Villarreal saliendo de su residencia en Bugaba con su hija (en ese entonces de dos años) pasado el mediodía. Ambas subieron a un vehículo doble cabina blanco, conducido por el profesor Moreno Grajales. La niña aparece a las 3:00 a.m., del 12 de noviembre, en una acera en la comunidad de Santo Domingo, distrito de Bugaba. Estaba descalza, con el cabello cortado, lloraba y llamaba a su mamá.

Desde ese día, los familiares de la educadora emprendieron su búsqueda, encontrándola el 5 de diciembre en una fosa clandestina, ubicada en una finca de la mamá de Moreno Grajales, en Salitral, distrito de Renacimiento.

Johnny Villarreal, hermano de la docente, destacó que están agradecidos con la labor investigativa del Ministerio Público y esperan un veredicto condenatorio contra el profesor Moreno Grajales. "Queremos que él pague por un crimen que no debió cometerse. Esperamos la pena máxima".

Los educadores mantuvieron una relación sentimental que Martínez dio por terminada cuatro meses antes de su muerte, tras hechos de violencia. 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL