<div class="nav-bot-temas"></div>
FISCALíA DE ATENCIóN PRIMARIA

Investigan delito contra la libertad sexual, donde se mencionan a miembros de Iglesia católica

La Arquidiócesis de Panamá ha manifestado que se siente “profundamente herida y avergonzada”.

La Fiscalía de Atención Primaria informó que empezó una investigación por la supuesta comisión del delito contra la libertad sexual, en la que se menciona a miembros de la Iglesia católica.

+info

Conferencia Episcopal Panameña: la Iglesia católica ‘perdurará’, a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembrosSeparan a tres curas por conductas ‘escandalosas’La Arquidiócesis de Panamá separa a tres sacerdotes por 'conductas inapropiadas y escandalosas'

El Ministerio Público (MP) detalló, a través de su cuenta de Twitter, que este proceso de investigación se inició el 1 de septiembre pasado.

La información del MP surge luego que se diera a conocer, el sábado pasado, que los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid fueron separados de sus funciones y deberes como presbíteros debido a "conductas inapropiadas y escandalosas".

Esta medida contra Topin, Rivera y Madrid entró a regir desde el 6 de septiembre pasado. Ninguno de ellos podrá administrar sacramentos, eucaristía, reconciliación, bautismo, unción de los enfermos ni ser testigos de matrimonios.

En un video que fue publicado por Claramente en sus redes sociales, un joven que se identifica como migrante venezolano denunció públicamente que sacerdotes en Panamá le pedían “favores sexuales” a cambio de dinero, a lo que él accedió por necesidad.

Como prueba grabó uno de esos encuentros con un hombre mayor de tez morena, a quien identificó como Topin, quien lo recoge en un vehículo sedán blanco en el área de las casas de ocasión de la vía Transístmica. En la escena se tocan mutuamente, hablan de la Jornada Mundial de la Juventud e, incluso, el hombre mayor le reclama al más joven no haber sacado tiempo para compartir con él la noche anterior.

Al respecto, la Arquidiócesis de Panamá ha manifestado que se siente “profundamente herida y avergonzada” por estos hechos.

Posteriormente, la Arquidiócesis de Panamá emitió un comunicado donde reiteraba que "hasta la fecha no ha sido informada de que exista alguna acusación en contra de alguno de los sacerdotes que prestan servicio en esta jurisdicción eclesiástica".

En el escrito, reafirmó su "irrestricto compromiso con la búsqueda de la verdad y la justicia, único camino para una verdadera reparación y sanación de nuestra Iglesia que, a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros, es un proyecto de Dios".

COMUNICADO – Reiteramos nuestro compromiso con la verdad https://t.co/0G15AXJaAa

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL