ESTABA EN COMA INDUCIDO

Murió el dictador Manuel Antonio Noriega a los 83 años de edad

Murió el dictador Manuel Antonio Noriega a los 83 años de edad
Murió el dictador Manuel Antonio Noriega a los 83 años de edad

El dictador Manuel Antonio Noriega, que gobernó Panamá de 1983 a 1989, falleció a las 11:00 p.m. de este lunes 29 de mayo, en el Hospital Santo Tomás, por complicaciones de una cirugía cerebral. Tenía 83 años de edad.

+info

Mantienen depósito hospitalario a Noriega‘Su condición es crítica’: abogado del exdictador Manuel Antonio NoriegaPiden a Manuel Antonio Noriega que diga quién dio las órdenes de asesinatos en la dictadura militar

El deceso fue confirmado por el ministro de Salud, Miguel Mayo. Posteriormente, el presidente de la República, Juan Carlos Varela, se refirió a la muerte del exgeneral. Familiares, agentes policiales y periodistas se encuentran en el Santo Tomás.

Noriega se encontraba en coma inducido desde el pasado 7 de marzo; ese día fue llevado a la sala de operaciones en dos ocasiones: la primera, para retirar un tumor benigno de la cabeza,  y la segunda, por una hemorragia.

Le sobreviven sus tres hijas: Sandra, Lorena y Thaís Noriega Sieiro.

 

Muerte de Manuel A. Noriega cierra un capítulo de nuestra historia; sus hijas y sus familiares merecen un sepelio en paz.

 

Una intervención militar estadounidense derrocó a Noriega –que para entonces había sido proclamado “jefe de Estado”- el 20 de diciembre de 1989. Ingresó a la Guardia Nacional en 1962 y ascendió bajo la sombra de Omar Torrijos. En 1983, dos años después de la muerte de Torrijos –en un accidente de avioneta todavía no aclarado- Noriega se convierte en comandante de la Guardia Nacional, posteriormente reconvertida en Fuerzas de Defensa.

Desde su caída, Noriega estuvo preso en Estados Unidos –por condenas de narcotráfico, lavado de dinero y conspiración-; en Francia –por lavado de dinero producto del narcotráfico-; y Panamá, por homicidio.

Tras ser extraditado de Francia a Panamá, en diciembre del año 2011, Noriega estuvo detenido en el penal El Renacer, donde cumplió las sentencias por los homicidios de Hugo Spadafora y Moisés Giroldi, y por la ejecución de una docena de oficiales que organizó un golpe fallido en 1989. Este sangriento episodio es conocido como la Masacre de Albrook.

El 28 de enero pasado, un juez autorizó el arresto domiciliario provisional de Noriega, a petición de su abogado. Ezra Ángel argumentó que su cliente necesitaba los cuidados necesarios para prepararse para una cirugía cerebral.

Edición Impresa