English version

AUDITORÍA DE LA CONTRALORÍA

Rector de la Universidad de Panamá se niega a explicar costosas obras

Desde febrero pasado, la Contraloría General está a la espera de que el rector de la Universidad de Panamá (UP), Gustavo García de Paredes, conteste tres solicitudes de información respecto al contrato de diseño, construcción y equipamiento de los Centros de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendedurismo (Cidete).

Una auditoría de la Contraloría revela que habría un perjuicio de $3.5 millones contra el Estado, en el que García de Paredes es  señalado junto con otros funcionarios. El rector se negó a dar su versión a este diario.

English version

Temas:

El valor total de la obra (los siete Cidetes) incluyendo adendas, fue por un total de $15.5 millones. La UP pagó el 99% de ella y solo debe $61 mil. No obstante, se hicieron contratos paralelos, de ‘consultorías’ para la inspección. El valor total de la obra (los siete Cidetes) incluyendo adendas, fue por un total de $15.5 millones. La UP pagó el 99% de ella y solo debe $61 mil. No obstante, se hicieron contratos  paralelos, de ‘consultorías’ para la inspección.

El valor total de la obra (los siete Cidetes) incluyendo adendas, fue por un total de $15.5 millones. La UP pagó el 99% de ella y solo debe $61 mil. No obstante, se hicieron contratos paralelos, de ‘consultorías’ para la inspección. Foto por: Especial para La Prensa/ Vielka Corro

La UP no tenía espacio para recibir equipos entregados antes de concluir la infraestructura de los Cidetes. La UP no tenía espacio para recibir equipos entregados antes de concluir la infraestructura de los Cidetes.

La UP no tenía espacio para recibir equipos entregados antes de concluir la infraestructura de los Cidetes. Foto por: Especial para La Prensa/ Vielka Corro

Gustavo García de Paredes, rector de la UP Gustavo García de Paredes, rector de la UP

Gustavo García de Paredes, rector de la UP Foto por: Archivo

La auditoría de oficio de la CGR evaluó e inspeccionó lo referente al contrato, de 2011 a 2014. La auditoría de oficio de la CGR evaluó e inspeccionó lo referente al contrato,  de 2011 a 2014.

La auditoría de oficio de la CGR evaluó e inspeccionó lo referente al contrato, de 2011 a 2014.

Placa del Centro de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendedurismo (Cidete) Placa del Centro de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendedurismo (Cidete)

Placa del Centro de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendedurismo (Cidete) Foto por: Especial para La Prensa/ Vielka Corro

Los centros de innovación se aprobaron inicialmente en $750 mil cada uno, pero terminaron costando más de $2.2 millones, el de la foto es el de La Chorrera. Los centros de innovación se aprobaron inicialmente en $750 mil cada uno, pero terminaron costando más de $2.2 millones, el de la foto es el de La Chorrera.

Los centros de innovación se aprobaron inicialmente en $750 mil cada uno, pero terminaron costando más de $2.2 millones, el de la foto es el de La Chorrera. Foto por: Especial para La Prensa/Eric Montenegro

En el audito, la Contraloría envió, al menos, tres notas al rector, solicitándole información, pero las ignoró. En el audito, la Contraloría envió, al menos, tres notas al rector, solicitándole información, pero las ignoró.

En el audito, la Contraloría envió, al menos, tres notas al rector, solicitándole información, pero las ignoró.

La Contraloría General de la República no tuvo tanta suerte. El rector de la Universidad de Panamá (UP), Gustavo García de Paredes, poca atención le prestó a sus peticiones de información sobre los llamados  Centros de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendedurismo (Cidete).

Así lo refleja una auditoría de la Contraloría sobre este millonario proyecto –con sede en siete centros universitarios en todo el país–, el cual cerraría la brecha digital en todas las regiones, con la aplicación de tecnología de punta para los estudiantes de la UP.

Pero en vez de ello, los auditores se tropezaron con que el proyecto no tenía justificación, que su costo pasó de $4.5 millones a $15.5 millones y con equipos tecnológicos extraviados u “obsoletos”.

Por ello, la Contraloría entregó esta semana la auditoría al Ministerio Público y al Tribunal de Cuentas. Los auditores calculan que las citadas anomalías habrían causado un perjuicio económico al Estado de $3.5 millones.

Los centros –iniciativa del rector de la UP, y desarrollada por la Dirección General de Planificación y Evaluación Universitaria, según documentos de la UP– fueron aprobados el 23 de marzo de 2011 por el Consejo Administrativo de la UP, por un monto de $4.5 millones para seis centros: $750 mil cada uno.

Pero al momento de la licitación por mejor valor –en septiembre de 2011– el precio de referencia subió a $9 millones para siete Cidete: Colón, Coclé, Veraguas, Azuero, Los Santos, Panamá Oeste y Bocas del Toro. Se adjudicó en $8.9 millones y, mediante adenda, terminó en $15.5 millones.

LAS ‘CORRECCIONES’

Los Cidete –que consistían en locales de 700 metros cuadrados, con espacio para videoconferencias, laboratorios de creatividad, con modelamiento en 3D, y simuladores médicos para estudiantes de medicina, según los términos de referencia del acto público– no cuentan con documentos que evidencien estudios sobre la necesidad del proyecto ni criterios técnicos ni estudios de factibilidad que determinaran las características técnicas o servicios de supervisión a contratar, expone la auditoría.

La Prensa tuvo acceso a cartas que revelan cómo se incrementó el precio pactado en el acto público de manera injustificada, tal como concluyeron los auditores de la Contraloría. En una de ellas –de febrero de 2012– un asesor del rector le advertía a Adrián Cuevas, director de Servicios Administrativos, con copia a García de Paredes, que los planos presentados por el Consorcio de Innovación Educativa –ganador de la licitación– tenían, al menos, 16 carencias.

Por ejemplo, listó que faltaba que se señalara el estudio de suelo, la línea de conexión al sistema sanitario, acueducto, sistema eléctrico y telefonía, acceso peatonal, que debía entregarse un listado del equipo a entregar, con sus especificaciones, mobiliario fijo y movible, y detalles de acabados en la construcción.

Placa del Centro de Innovación, desarrollo tecnológico y Emprendedurismo (Cidete) Expandir Imagen
Placa del Centro de Innovación, desarrollo tecnológico y Emprendedurismo (Cidete) Especial para La Prensa/ Vielka Corro

Cuevas remitió el listado al consorcio en otra misiva, y el 5 de marzo de 2012, el consorcio le comunicó, a García de Paredes, “hemos realizado las correcciones correspondientes” en los planos y otros detalles de construcción.

Producto de estas, en septiembre de 2012, el Consejo Administrativo de la UP pactó un incremento de $6.5 millones adicionales al contrato, por la “implementación de diversos cambios en las obras civiles”, por la adaptación a redes eléctricas y sanitarias, construcción de áreas de acceso, etc., que, como dijo el contratista, eran las “correcciones” listadas en la carta de febrero de 2012.

“Las adiciones por diseño y construcción de obras complementarias eran parte integral de las especificaciones técnicas”, expone el informe de la Contraloría, por lo que es injustificable el incremento del costo de la obra que firmó García de Paredes.

Por esta adenda, García de Paredes encabeza la lista de presuntos responsables de la lesión al Estado, pues se incluyeron adiciones de construcción originalmente “contempladas en el contrato”.

También fu eron involucrados en la auditoría directores regionales de los centros universitarios, el director de Informática de la UP y la

Dirección de Ingeniería y Arquitectura, unos 10 funcionarios, así como el representante del Consorcio de Innovación Educativa, Allan René Figueroa R.

La auditoría revela que la empresa cobró por actividades injustificadas, ya que eran parte del contrato, y por equipos defectuosos y faltas en las instalaciones de programas informáticos.

La Prensa contactó a Figueroa, pero no respondió las llamadas telefónicas ni mensajes de voz a su celular. No obstante, en un mensaje de texto indicó que “sin tener documentos en mano, no sé de qué se trata y mucho menos [puedo] emitir concepto”.

García de Paredes también guardó silencio, a pesar de dos correos, llamadas a su celular, mensajes de texto y llamadas a su equipo de prensa. Cuando respondió el teléfono, colgó de inmediato sin decir palabra. Esta misma actitud la tuvo frente a la Contraloría, que le pidió el precio de los equipos; que justificara los $6.5 millones adicionales y detalles del contrato.

En el audito, la Contraloría envió, al menos, tres notas al rector, solicitándole información, pero las ignoró. Expandir Imagen
En el audito, la Contraloría envió, al menos, tres notas al rector, solicitándole información, pero las ignoró.

El miércoles pasado, tras ser notificado del resultado de esta auditoría, convocó a una reunión a las 3 de la tarde en la Rectoría, con Cuevas, abogados y directores de los centros regionales mencionados.

También la noche del pasado miércoles celebró otra reunión en el centro regional de San Miguelito, en la que, junto con otros administrativos, hizo un llamado a la unidad, ante un centenar de estudiantes y docentes, alegando que el Gobierno pretende intervenir la UP.

Comparó, en ese encuentro, que recibió a la UP en “carreta” y la ha puesto en “jet”, y que gracias a su gestión no existe lucha de clases, pero nada dijo de los resultados de la auditoría que lo señala directamente.

RECURSOS AL DESPERDICIO

Pero los $15.5 millones del contrato con sus adendas no serían el costo total de la obra, que, como ya se dijo, presenta múltiples fallas, además de un aumento injustificado.

En paralelo, se establecieron otros contratos de “consultoría” –para inspeccionar los Cidete– con la empresa Norcontrol Panamá. Por estos servicios, la UP pagó $695 mil, y hubo otro pago por $123 mil que la Contraloría suspendió. Pero “los referidos contratos son objeto de examen en otra auditoría, relacionada con los servicios de consultoría”, indican los auditores.

El informe de la Contraloría también da cuenta del deterioro y pérdida de equipos, producto de que la UP los recibió 17 meses antes de la entrega de las instalaciones de los Cidete, a pesar de que se había pactado que el equipo y mobiliario serían custodiados en las bodegas del proveedor hasta que la UP autorizara la entrega e instalación en cada uno de los centros de innovación.

La auditoría de oficio de la CGR evaluó e inspeccionó lo referente al contrato,  de 2011 a 2014. Expandir Imagen
La auditoría de oficio de la CGR evaluó e inspeccionó lo referente al contrato, de 2011 a 2014.

Por eso, a la fecha existe equipo que no ha sido instalado, está subutilizado y deteriorado, lo que produjo “pérdidas económicas”, señalan los auditores.

A su vez, la verificación física de la Contraloría determinó la falta de algunos equipos, como las baterías de respaldo o UPS para cada computadora, pero, producto del avance de la auditoría, el equipo fue entregado en marzo pasado, “lo que indica que el proveedor conocía que el equipo no fue entregado como se había pactado”, indica el informe de la Contraloría.

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

PROCESO Se inician los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977. Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977. Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

La Diócesis de Chitré (que abarca las provincias de Herrera y Los Santos) comenzó los trámites para lograr la canonización de ...

Política Designan a Carlos Rubio como ministro de Gobierno encargado

Carlos Rubio. Carlos Rubio.
Carlos Rubio.

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, designó a Carlos Rubio como ministro de Gobierno encargado, puesto que ...