ENTREVISTA A MARíA CORINA MACHADO

'La Declaración de Panamá tendrá un efecto estimulante para que otras voces se sumen´'



La oposición venezolana ha acogido con expectación lo que para ellos representa un “hito”: que 24 expresidentes iberoamericanos firmen una declaración en la que denuncian la “alteración democrática” perpetrada por el régimen de Nicolás Maduro y pidan una salida para la crisis política y social en el país sureño.

+info

Expresidentes denunciarán la situación política en Venezuela

La llamada "Declaración de Panamá" será presentada mañana, en un acto en el que concurrirán los expresidentes Andrés Pastrana (Colombia) y José María Aznar (España). La intención es que los jefes de Estado que participan en la VII Cumbre de las Américas la incluyan en su manifiesto final.

“Ha quedado claro que la destrucción venezolana trasciende nuestras fronteras, de modo que yo creo que eso [la ‘Declaración de Panamá’] va a tener un impacto enorme y un efecto estimulante para que otras voces, de otros sectores, se sumen también a esta denuncia y a este llamado a la acción”, dijo la dirigente opositora María Corina Machado, en entrevista con La Prensa.

Machado fue diputada hasta el 24 de marzo de 2014. Ese día, el chavista Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, anunció su destitución luego que Machado participara –tres días antes- en una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) como “representante alterna” de Panamá.

Un año después, Machado reflexiona sobre aquel momento y dice, sin dudar, que no se arrepiente de ello.

“Yo fui en mi carácter de diputada, atendiendo una obligación. Precisamente por eso fui expulsada de la Asamblea Nacional y tengo desde hace más de un año prohibido salir de mi país. Pero hice lo correcto y lo volvería a hacer, para que la voz de los venezolanos llegue al mundo y siempre le estaremos agradecidos a Panamá por habernos dado esa oportunidad”,  indicó.

 

Ese impedimento de salida es el motivo por el que no pudo acudir a la VII Cumbre de las Américas y demás foros paralelos que tienen lugar esta semana en Panamá. Quien sí viene es Maduro.  El presidente venezolano anunció que traerá más de 10 millones de firmas en contra de la declaratoria de Estados Unidos que considera a Venezuela una “amenaza” a su territorio.

“Lo importante es lo que representa ese proceso de recolección de firmas. A los extremos que ha llegado para hacerlo… Esta operación es la muestra de la debilidad de una institución, porque voluntariamente jamás habrían conseguido que los venezolanos firmaran en contra de sancionar a quienes han violado los derechos humanos”, remarcó.

Lea la entrevista completa mañana, 9 de abril de 2015, en la edición impresa de La Prensa.