SE BUSCA CONCRETAR DIáLOGO

Defensoría del Pueblo de Ecuador reporta cinco muertos en una semana de protestas

Defensoría del Pueblo de Ecuador reporta cinco muertos en una semana de protestas
El plan de reformas económicas no es del agrado de varios sectores ecuatorianos que decidieron protestar.

Cinco civiles, incluido un dirigente indígena, han muerto en las protestas que estallaron el 2 de octubre en Ecuador contra ajustes económicos, informó este jueves a la AFP la Defensoría del Pueblo.

+info

Máxima tensión por protestas en EcuadorIndígenas elevan presión sobre Lenín Moreno con masiva manifestación en Quito

"La primera víctima es un hombre que falleció al ser atropellado el domingo en la provincia de Azuay (sur). Las otras cuatro personas murieron en Quito", dijo una fuente de ese organismo de protección de derechos humanos.

Agregó que Inocencio Tucumbi, dirigente indígena de la provincia andina de Cotopaxi, falleció durante una gran movilización de aborígenes y campesinos el miércoles en la capital ecuatoriana, sin precisar la causa.

"Hacemos un llamado al gobierno nacional a erradicar la violencia y garantizar el ejercicio del derecho a la protesta social de forma pacífica", expresó a su vez la Defensoría del Pueblo en un comunicado.

Protestas de diversos sectores sociales, encabezadas por indígenas, se registran desde el 2 de octubre contra la decisión del presidente Lenín Moreno de eliminar subsidios que provocaron alzas de precios de hasta 123% en combustibles.

Por otro lado, se informó que los indígenas y el gobierno buscan aproximar este jueves posiciones en la crisis que estalló con violentas protestas por un programa de ajustes pactado con el FMI y que disparó el precio de los combustibles. 

Después de una semana de manifestaciones, con cientos de heridos y detenidos, que sumieron en el caos a Quito e interrumpieron el transporte de crudo por el principal ducto, las expectativas se centran en una posible negociación con los buenos oficios de la Iglesia católica y Naciones Unidas. 

"Estamos obteniendo los mejores resultados del diálogo con los hermanos indígenas", sostuvo el presidente Lenín Moreno la noche del miércoles. "Sin duda alguna, esto se va a solucionar muy pronto", añadió.

Moreno, que llevó la sede del gobierno a Guayaquil acosado por las manifestaciones, estuvo el miércoles por unas horas en Quito para seguir el curso de las conversaciones.

Líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) se expresan con más cautela frente a los contactos, e incluso algunos como Marlon Vargas son abiertamente reacios a dialogar con un "gobierno que ha cedido a las presiones del Fondo Monetario Internacional".

Por lo pronto la "movilización está en marcha, no ha terminado", añadió otro líder indígena, Salvador Quishpe.

Los pueblos originarios encarnan el descontento social por las reformas económicas que impulsa Moreno en el marco de un programa de millonarios créditos destinados, según él, a salvar de la "debacle" a la dolarizada economía ecuatoriana tras años de "derroche, endeudamiento y corrupción" en el gobierno de su antecesor y exaliado, Rafael Correa.

Entre los ajustes está el desmonte de los subsidios al diésel y la gasolina, lo que disparó las tarifas hasta en un 123%. 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL