VISITA EN MANILA

Donald Trump ensalza 'gran relación' con presidente filipino Rodrigo Duterte

Donald Trump ensalza 'gran relación' con presidente filipino Rodrigo Duterte
Donald Trump ensalza 'gran relación' con presidente filipino Rodrigo Duterte

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que tenía una "gran relación" con Rodrigo Duterte, mientras ambos ignoraban las preguntas a gritos sobre supuestos abusos cometidos bajo la mortífera lucha del líder filipino contra el narcotráfico.

+info

Trump ofrece mediar en diferendo del mar de China MeridionalDuterte confía en que Trump evite los temas sensibles en Filipinas

“Ha sido todo un éxito”, dijo Trump en declaraciones con Duterte, antes de su primera reunión formal en Manila, donde asisten a la cumbre de las Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean en inglés). Cuando los periodistas preguntaron a los líderes acerca de los derechos humanos, Duterte respondió: “Esta no es una declaración de prensa". “Somos su aliado”, dijo Duterte a Trump. “Somos un aliado importante”.

El portavoz de Duterte, Harry Roque, dijo después a los medios posteriormente que el tema de los derechos humanos no se mencionó en los 40 minutos que duró la reunión. Duterte informó a Trump de la amenaza del narcotráfico en Filipinas, y el presidente estadounidense “pareció comprensivo”, dijo Roque.

Trump preguntó por qué los coches estadounidenses son objeto de mayores tarifas que los vehículos japoneses, dijo Roque, y planteó que estudiaría un potencial acuerdo bilateral de comercio con Filipinas.

La secretaria de Prensa estadounidense, Sarah Huckabee Sanders, dijo a los reporteros que el tema de los derechos humanos se abordó brevemente en el contexto de la guerra de Duterte contra las drogas ilegales. La conversación también se concentró en el Estado Islámico y el comercio, dijo.

La amabilidad entre ambos líderes contrasta con lo sucedido hace un año, cuando Duterte maldijo al expresidente Barack Obama por criticar su guerra contra las drogas, que ha dejado miles de muertos. Después de eso optó por un acercamiento con China, suavizando las tensiones con Pekín por la disputa en torno al Mar del Sur de China, y atrayendo préstamos e inversiones por 24 mil millones de dólares de ese país hacia Filipinas.

Los lazos con Estados Unidos, un viejo aliado de Filipinas en temas de seguridad, mejoraron desde la llegada de Trump al poder. Después de una llamada telefónica en abril entre Trump y Duterte, la Casa Blanca afirmó que Filipinas “está luchando muy fuerte para liberar a su país de las drogas”. Si bien la reunión entre Trump y Duterte no resolvería todos los problemas entre ambos países, “hará avanzar nuestra relación”, dijo a periodistas el secretario de Asuntos Internacionales, Alan Peter Cayetano, el domingo.

El lunes, Trump mantuvo una reunión a tres bandas con el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, y su homólogo japonés, Shinzo Abe, ambos aliados de Estados Unidos. Trump dijo que ha hecho “grandes progresos” en comercio durante su viaje y que haría una declaración sobre este tema y Corea del Norte cuando regrese a Estados Unidos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL