El complicado periplo del papa Francisco en Chile y Perú

El complicado periplo del papa Francisco en Chile y Perú
El papa Francisco partió el lunes rumbo a Chile, donde los abusos sexuales cometidos por decenas de sace

Su mejor aliado dentro de los muros del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, preludió el enrevesado horizonte que le esperaba al papa Francisco en Chile y Perú.

+info

Todo preparado en Chile para acoger a los argentinos que llegan a ver al papa FranciscoVandalizan iglesias y amenazan al papa en ChileMiles de personas vuelven a marchar en Perú contra Fujimori y Kuczynski

“No será un viaje sencillo, pero será apasionante”, admitió Parolin a Vatican News.

El papa Francisco regresa por sexta vez a América Latina con el telón de fondo de los reproches de sus compatriotas por no hacer parada en Argentina y el viejo fantasma de los abusos sexuales dentro de la Iglesia católica.

Hace solo una semana, el pontífice ordenó intervenir la sociedad de vida apostólica peruana Sodalicio de Vida Cristiana, cuyo fundador Fernando Figari está acusado de abusos sexuales.

Por si fuera poco, la Fiscalía de Chile está investigando a siete religiosos que trabajaban en centros que gestionan los hermanos maristas allí. Esto se suma a las investigaciones en curso contra Fernando Karadima, sacerdote de una diócesis de Santiago, por delitos de abuso.

En este contexto, todas las capas sociales esperan que el papa Francisco haga un hueco en su agenda y se reúna con las víctimas para aliviar un poco de tensión; algo que, de momento, no está previsto. El panorama es hostil.

En Chile, los ataques de la semana pasada con la detonación de artefactos en cuatro iglesias católicas de la capital han puesto a temblar a los responsables de seguridad de la visita papal que han reforzado la vigilancia policial en las zonas por las que pasará el pontífice.

Los números atestiguan que el mensaje eclesial ha dejado de calar en la gran parte de la sociedad en Chile.

El complicado periplo del papa Francisco en Chile y Perú
El papa Francisco partió el lunes rumbo a Chile, donde los abusos sexuales cometidos por decenas de sace

Según el último latinobarómetro, es el país de toda América Latina que peor nota le pone a la figura del papa y que presenta la menor confianza en la institución que dirige.

Todo un reto para el pontífice, que llegará este lunes a Chile, y que tiene previsto reunirse con dos víctimas de la represión militar durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Pero el plato fuerte de su mensaje reivindicativo se lo llevarán las comunidades mapuches que luchan desde hace décadas para recuperar al menos una parte de su territorio ancestral.

El papa Francisco almorzará con ellos el martes en Santiago. Al día siguiente se trasladará a Temuco, la capital de la Araucanía, a 700 kilómetros al sur de Santiago, y una de las zonas calientes del conflicto. También visitará la región de Iquique, un área especialmente calculada en el mapa del viaje ya que durante años ha enfrentado a chilenos y bolivianos por el agua del río Silala, que Bolivia reclama como propia.

Algunos analistas han hecho notar que el conflicto con Bolivia por la salida al mar también podría colarse en la visita apostólica.

Hace dos años, cuando estaba en Bolivia, el pontífice llamó al “diálogo” para solucionar un conflicto que se remonta a la guerra del siglo XIX y que actualmente se disputa en el Tribunal Internacional de La Haya.

Los chilenos no olvidan esa reclamación que consideraron entonces ultraje.

El obispo de Roma llegará el jueves 18 de enero a Perú, la segunda etapa de su viaje, donde encontrará un ambiente político enrarecido por las evidencias tangibles de que la todopoderosa Odebrecht se infiltró –a golpe de coimas– en las altas esferas políticas.

El indulto que el actual jefe de Estado, Pedro Pablo Kuczynski, concedió al expresidente Alberto Fujimori, que cumplía una pena de 25 años de cárcel por graves violaciones a los derechos humanos, ha provocado una ola de manifestaciones en las calles.

La primera parada del papa Francisco en Perú será Puerto Maldonado, en la Amazonía.

El medio ambiente, el respeto de las comunidades indígenas y la explotación de menores para la extracción de oro serán los temas de los que posiblemente hable la máxima figura de la Iglesia católica. Aquí está previsto su segundo encuentro con comunidades indígenas locales, incluyendo exponentes de etnias de la Amazonía boliviana y brasileña.

El sábado 20 de enero visitará Trujillo, una región duramente devastada por las inundaciones que sepultaron una aldea entera el pasado mes de abril. 

Será la última cita importante antes de volver a Roma de uno de los viajes más complicados para el papa de los puentes.  

Edición Impresa